Policarpo es un nombre masculino de origen griego que significa "el que produce muchos frutos". Actualmente, 731 hombres en España reciben este nombre y celebran su santo gracias a San Policarpo.

Como San Policarpo (70 -155 d. C.) vivió entre los siglos I y II ha llegado a nuestros días poca información sobre este santo. Se sabe que fue el obispo de la ciudad de Esmirna, en Turquía y que fue uno de los primeros obispos del cristianismo.

Es considerado por la Iglesia como uno de los padres apostólicos. Fue consagrado por el apóstol San Juan Evangelista y se cuenta sobre él que conoció en vida a algunos apóstoles. Trató de dialogar con el Papa Aniceto para unificar la fecha de fiesta de Pascua entre los cristianos de Asia y los de Europa.

Su muerte en la hoguera, durante el mandato del emperador Antonino Pío, fue un ejemplo evangelizador para los primeros cristianos. Maniatado y preparado para ser incinerado en vida, el gobernador le dio una última oportunidad para salvarse. "Declare que el César es el Señor", le exigió. "Yo solo reconozco como mi Señor a Jesucristo", respondió Policarpo antes de morir entre las llamas. Es venerado tanto en la Iglesia católica, como en la ortodoxa y en la luterana.

788 personas en España bautizadas con este nombre conmemoran hoy a San Policarpo. Otros santos también son celebrados durante el 23 de febrero:

- San Juan Segador

- San Sireno

- Santa Milburga