Enrique Recio Joaquín Vera

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado que flexibilizará la contratación de profesorado durante este curso eliminando como requisito el master habilitante para dar clase en los centros escolares. De este modo, ha precisado, se garantizará de manera urgente a las comunidades autónomas la plantilla necesaria para cumplir con los protocolos higiniénico sanitarios del inicio de curso. 

Noticias relacionadas

Así, se podrán nombrar docentes a personas sin ese máster pero con el resto de requisitos fijados, ha especificado Celaá, todo ello con el objetivo de dar respuesta a las regiones a las que se les ha acabado la "lista de sustituciones" y está costando cumplir con el refuerzo de docentes necesario ante el coronavirus.

"Se flexibilizarán de manera excepcional y de manera limitada, hasta que finalice el curso de la pandemia, los requisitos para el ejercicio de la docencia. En este caso, con la eliminación del master de especialización del profesorado", ha señalado la titular del ramo, en la rueda de prensa posterior a la conferencia multisectotial de Educación y Sanidad, en la que junto al ministro de Sanidad, Salvador lla, han evaluado cómo ha sido el inicio del curso escolar. 

En relación a la presencia del virus en las aulas, Celaá ha señalado que tras el comienzo de las clases en el 95% de los cursos no se ha producido ninguna incidencia relacionada con la Covid-19. "Hemos podido comprobar que los centros educativos no son un lugar de contagio", ha indicado previamente Illa. No obstante, ha advertido que, en cualquier caso, "no se puede bajar la guardia".  

2.852 clases cuarentenadas

Frente a estos datos, un total de 2.852 clases sí que se encuentran cuarentenadas tras haber haber registrado algún positivo, bien en un alumno o en un profesor. En cuanto a esto último, la ministra ha precisado que en la mayoría de casos, se trata de un positivo en un alumno y no en varios. Es decir que no se han registrado brotes en ningún aula. 

Este número de clases representa a un 0,73% del total de grupos escolares con los que cuenta nuestro país; y que son, aproximadamente unos 380.000. "Se han levantado ya muchas cuarentenas, pero hay otras que han entrado", ha añadido la ministra. 

Ante este escenario, Isabel Celaá ha asegurado que el objetivo de un inicio de curso presencial, como pretendió su ministerio desde el comienzo del verano y pese a todas las dificultades, se ha visto cumplido. "Es una demostración de que las medidas higiénico sanitarias y los protocolos de actuación están funcionando", ha precisado. 

Entre los acuerdos que ha alcanzado Educación con los consejeros del ramo de otras comunidades autónomas, la titular ha anunciado la adaptación de las pruebas de acceso a la universidad para el próximo curso mediante orden ministerial. Es decir, se realizarán del mismo modo que el pasado julio (por turnos, con distancia de seguridad, etc.) pero quedarán así hasta que la situación sanitaria se revierta. 

Además, las consejerías de Sanidad también han acordado recomendaciones de cara a la las prácticas en diversas enseñanzas como la Formación Profesional, donde los alumnos tendrán contacto con personas ajenas al centro. Serán, por ejemplo, en ciclos como Hostelería, Turismo, Imagen Personal o Sanidad.