El Gobierno iniciará este martes la tramitación de uno de sus proyectos insignia: la nueva Ley de Educación, que derogará la LOMCE, también llamada ley Wert. 

Noticias relacionadas

El proyecto de Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE), también conocido como ley Celaá, será aprobado este martes en el Consejo de Ministro, un texto que llega sin cambios, ya que se aprobó en la pasada legislatura. 

Será en el Congreso y Senado, con la presentación de enmiendas de los diversos partidos, cuando se pueda consensuar alguna variación.

Esta nueva ley elimina algunos de los aspectos más polémicos de la LOMCE de José Ignacio Wert.

- Desaparecen definitivamente las pruebas de final de etapa o reválidas. En su lugar habrá pruebas de diagnóstico al finalizar Primaria y ESO que no tendrán validez académica.

Religión no contará en la nota media en el acceso a la Universidad o para becas. No será obligatorio cursar una materia alternativa para quien no la escoja.

- Adiós a la demanda social para abrir colegios concertados o ampliar las plazas en este tipo de centro. Se priorizará a los centros que apliquen el principio de coeducación y no separen o segreguen al alumnado por género u orientación sexual.

- Desaparece la posibilidad de que los alumnos puedan repetir en cada curso durante Primaria. Con la LOMLOE solo se puede repetir curso al final de cada ciclo (2º, 4º y 6º de Primaria).

- Se eliminan los itinerarios en la ESO

Novedades

La nueva Ley de Educación, la LOMLOE, introduce algunas novedades:

-  Nueva asignatura: Educación en valores cívicos y éticos. Se cursará en 5 º y 6º de Primaria y en 1º, 2º y 3º de ESO.

- Los estudiantes que suspendan más de dos asignaturas en la ESO puedan pasar de curso si el equipo docente considera que "la naturaleza de las asignaturas no superadas le permite seguir con éxito el curso siguiente". Se podrá dar el título de Bachillerato con una asignatura suspensa de forma excepcional.

- Mayor peso del Estado. El 55% de los contenidos y materias serán definidos por el Estado en las CCAA con dos lenguas oficiales y un 65% en las que solo tengan una lengua oficial.

- Luz verde para que las comunidades repartan por los centros públicos y concertados a estudiantes para evitar "la segregación" del alumnado por razones socioeconómicas.

- MIR docente. Formación continuada para los docentes para mejorar la calidad de la enseñanza. Esta ley propone prácticas tuteladas de un año antes de ejercer como profesor. 

- Refuerzo de la orientación con perspectiva de género. 

- Mayor apuesta por la FP. Más flexibilidad de acceso (se elimina el requisito de edad), programas de "segunda oportunidad" para quienes abandonen la ESO sin título), facilidad para compatibilizar con la actividad laboral...

- Creación de un instituto de desarrollo curricular para que cada cierto tiempo se actualicen las asignaturas y su contenido.