Cochrane, empresa que realiza revisiones sistemáticas de estudios de investigación primarios en política y atención sanitaria en humanos, ha llegado a la conclusión de que los cigarrillos electrónicos pueden ser más eficaces que los parches o los chicles para dejar de fumar durante al menos seis meses.

Noticias relacionadas

La empresa ha publicado los resultados en la Revisión Cochrane 2020. Para realizar dicho informe, la compañía ha recurrido a 50 estudios de 12.340 adultos fumadores que utilizaron cigarrillos electrónicos. Los ensayos fueron publicados en Estados Unidos (21), Reino Unido (9), Italia (7), Australia (2), Nueva Zelanda (2), Grecia (2), Bélgica (1), Canadá (1), Polonia (1), Corea del Sur (1), Suiza (1) y Turquía (1).

En dichos estudios, se compararon los resultados de los fumadores que dejaron el tabaco con cigarrillos electrónicos con nicotina y los que lo hicieron con un tratamiento de reemplazo de la nicotina (TRN) como parches o chicles, con vareniclina, con cigarrillos electrónicos sin nicotina o mediante algún apoyo conductal o asesoramiento externo.

Los mejores productos y consejos para dejar de fumar

Y los resultados de la revisión fueron claros: “Es probable que haya más personas que dejen de fumar durante al menos seis meses con el uso de cigarrillos electrónicos con nicotina que con el uso del tratamiento de reemplazo de nicotina (tres estudios, 1.498 personas) o con cigarrillos electrónicos sin nicotina (tres estudios, 802 personas)”, explican.

De hecho, los cigarrillos electrónicos con nicotina podrían ayudar a más personas a dejar de fumar que aquellos que recurren a un apoyo conductal solamente (cuatro estudios, 2.312 personas).

La evidencia a la que ha llegado Cochrane es bastante concluyente: “Por cada 100 personas que utilizan cigarrillos electrónicos con nicotina, diez podrían dejar de fumar de forma exitosa, en comparación con solo seis de 100 personas que utilizan el tratamiento de reemplazo de nicotina o los cigarrillos electrónicos sin nicotina, o cuatro de 100 personas que recuren a un apoyo conductal o que reciben apoyo conductal solamente”, detallan.

La revisión concluye, además, que los cigarrillos electrónico con nicotina no causan efectos indeseados graves. Los problemas derivados de su uso que se descubrieron fueron mínimos: irritación de garganta o boca, dolor de cabeza, tos y mareo. “Efectos que se redujeron con el tiempo a medida que las personas continuaron usando los cigarrillos electrónicos con nicotina”, precisan.

Cochrane, eso sí, precisa: “Los resultados se basan en un escaso número de estudios y, en algunos, los datos medidos variaron ampliamente”. Por tanto, “hay una certeza moderada con respecto a que los cigarrillos electrónicos con nicotina ayuden a las personas a dejar de fumar en comparación con otros tratamientos. Estos resultados podrían cambiar si se dispusiera de más evidencia”, finaliza la revisión.