El supermercado más barato de Alcobendas, el Alcampo, y el más caro, el Sánchez Romero, están a apenas tres kilómetros de distancia.

El supermercado más barato de Alcobendas, el Alcampo, y el más caro, el Sánchez Romero, están a apenas tres kilómetros de distancia.

Consumo

Tres kilómetros separan el supermercado más caro del más barato: 3.500 euros de diferencia en la cesta

Alcobendas es la localidad donde más se puede ahorrar (hasta 3.554 euros) en función del súper al que se acuda. En EL ESPAÑOL compramos en Alcampo (el más barato) y después en Sánchez Romero (el más caro). 

Noticias relacionadas

¿Voy a Mercadona o a Carrefour? ¿A Dia o a Hipercor? Usted, antes de salir de casa, muchos días, habrá pensado si ir a uno u a otro. No porque sea un indeciso, sino porque la diferencia entre supermercados es más que notable (no tanto en cuanto a la calidad, pero sí en cuanto al precio). Un informe de la OCU concluye que, por ejemplo, un ciudadano de Alcobendas, en función del establecimiento al que acuda, puede ahorrarse hasta 3.554 euros. Esa es la localidad donde la diferencia es mayor. Le siguen Madrid (3.418), Sevilla (2.149), Barcelona (1.935) y Vigo (1.809). Al contrario, en Marbella (207 euros), Puertollano (254), Soria (258) y Ciudad Real (322) importa menos el súper al que se vaya.

En EL ESPAÑOL hemos acudido al Alcampo del centro comercial la Vega de Alcobendas (el supermercado más barato de la localidad –el de España está en Vigo–) y hemos hecho la compra; y, después, nos hemos ido al establecimiento de Sánchez Romero en Moraleja Green (el más caro) y hemos hecho lo propio. Ambos establecimientos están separados por apenas tres kilómetros (ocho minutos en coche). Sin embargo, la diferencia en el precio es considerable: en el primer establecimiento, llenar la cesta de la compra tiene un coste mensual de 375’08 euros; en el segundo, casi el doble más (671’26 euros), según el informe de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios).

Ese es el precio mensual. Pero, ¿y en un día? La diferencia también es notable. En EL ESPAÑOL hemos pagado 20’79 por llenar la cesta de la compra en Alcampo y 37’35 euros por hacerlo en Sánchez Romero. ¿Cómo? Comprando artículos de características similares y aprovechando las ofertas que nos ofrecían para abaratar el coste medio. En concreto, hemos llenado la cesta con arroz y pasta; con cerveza, patatas y pistachos –para ver el derbi el sábado–; con café, galletas y mermelada –habrá que tener algo para desayunar–; con chocolate y pan de molde para la merienda… y con otros muchos productos que detallaremos.

Cesta de la compra en Alcampo (20'79) Cesta de la Compra en Sánchez Romero (37'35)
Una bolsa de snacks Auchan (0'60) Gusanitos Risi (1’05)
Pistachos Auchan (2’39) Pistachos (2’35)
Café Auchan (1) Café Marcilla (2’70)
Galleta María Dorada Auchan (0’94) Galleta Marbú Dorada (2’85)
Chocolate Auchan (0’57) Chocolate Milka (1’70)
Pan de molde sin corteza (1’01) Pan de molde sin corteza Bimbo (2’29)
Mermelada Auchan (0’70) Mermelada Hero (1’65)
Barra de pan (0’43) Barra de pan (0’99)
Medio melón (1’60) Medio melón (5’98)
Pizzas Ristorante (2’76) Pizzas Ristoriante (3’65)
Yogur natural pack de ocho de Auchan (1) Yogur natural Danone (1’99)
Leche Auchan (0’68 unidad) Leche Lauki (0’76 unidad)

Alcampo, ofertas y productos a un euro

Empezamos nuestro recorrido en Alcampo y, nada más entrar, apreciamos la primera diferencia: los pasillos están llenos de carteles gigantes donde se anuncian ofertas. En el primer pasillo, por ejemplo, se exhiben productos de alimentación a un euro. Y, además, de marca y de todo tipo: tomate, ketchup, pizzas… ¡Hasta gulas! Los chollos están a la vista de cualquiera. Entonces, por qué no aprovecharlos. En ese estante comenzamos nuestra compra. Echamos un paquete de arroz y otro de macarrones a la cesta y seguimos.

Son las 18:00 horas y ya hay mucha gente. Rosa, por ejemplo, ha salido del trabajo (se dedica a la hostelería) y ha acudido a comprar. “No sabía que este fuera el supermercado más barato de Alcobendas. Hay productos que creo que son más baratos en otros. De cualquier modo, no acudiría al Sánchez Romero”. Ni ella ni ninguno de sus vecinos. ¿El motivo? Es demasiado caro.

Alcampo, nada más entrar, tiene ofertas de productos a un euro.

Alcampo, nada más entrar, tiene ofertas de productos a un euro. EL ESPAÑOL

Pero no nos desviemos. Comprada la pasta y el arroz, seguimos por el pasillo donde están colocadas las cervezas. Allí, con los paquetes de Mahou se regalan hasta zapatillas –eso, desde luego, no ocurre en Sánchez Romero. Echamos 12 latas de la clásica por 5’11 euros en oferta. Lo importante es que no falte nada el sábado, día de derbi entre Atlético y Real Madrid. Es un chollo. Como lo son las patatas de marca blanca (ni un euro la bolsa).

¿Qué más echar? Pues, desde luego, para el partido de fútbol estamos servidos. Toca, por tanto, comprar algo para desayunar. Y, de nuevo, no nos sale caro: apenas un euro el paquete de café, 0’94 las galletas y mermelada por 0’70. Ni tres euros en las tres cosas. Así que, continuamos llenando el carro: yogur natural por un euro, una caja de leche por 0’68… ¿Y de comer? Una pizza Ristorante (2’76) y medio melón (1’60). Acudimos a la caja y pagamos 20’79 euros por todo.

La cesta de la compra en Alcampo.

La cesta de la compra en Alcampo.

Sánchez Romero, menos variedad y ninguna marca blanca

Hecho esto, nos vamos a Sánchez Romero. Y, de nuevo, la primera diferencia se aprecia al entrar. En el establecimiento de la Moraleja Green no hay carteles gigantes con ofertas colgadas del techo. No, todo lo contrario. El supermercado, menos recargado, nos recibe prácticamente vacío a las 19:00 horas. Apenas dos o tres personas dan vueltas por los pasillos. ¿Sus motivos? El súper les viene bien para comprar algo después del trabajo o, simplemente, buscan algo específico. Es lo único que explica que compren en un supermercado de este tipo.

Supermercado Sánchez Romero.

Supermercado Sánchez Romero. EL ESPAÑOL

Pero, dicho esto, comenzamos nuestro recorrido y nos topamos con la principal razón por la que todo es más caro: no se pueden comprar productos de marca blanca. Tenemos que optar, por tanto, por adquirir pasta Gallo y Arroz SOS; por echar a la cesta chocolate Milka (casi 1’50 euros de diferencia con respecto al de Alcampo) o pan de molde Bimbo (1’99).

Pero el precio no sólo es diferente entre los productos de marca blanca. Los que son de ‘marca’, a secas, también son más caros. Por ejemplo, la pizza Ristorante es casi un euro más cara en el Sánchez Romero, el precio del medio melón se incrementa en alrededor de cuatro euros y la barra de pan se dispara hasta los 0’99 euros (por los 0’43 de la del Alcampo).

Aun así, hacemos la compra. Lo echamos todo en la cesta y acudimos a la caja. Nos cobran 37’35 euros. Es decir, casi 17€ más. La diferencia es muy notable. Merece, por lo tanto, recorrer tres kilómetros más. En Alcobendas, Madrid, Sevilla, Barcelona y Vigo pueden porque hay variedad de establecimientos. En otras localidades, al existir menos oferta, no pueden. Al año, de media, un español puede ahorrarse 1.063 euros. Es el sueldo de muchos trabajadores. Por tanto, merece la pena dudar y elegir, a ser posible, el mejor supermercado.

Cesta de la compra en el Sánchez Romero.

Cesta de la compra en el Sánchez Romero. EL ESPAÑOL