El 'timo de la mancha' vuelve al ataque. Puede que sea una de las estafas más viejas y conocidas, pero no por eso ha perdido su eficacia. Sigue tan vigente como nunca y continua cobrándose víctimas en toda España tal y como acaba de alertar la Policía Nacional. La última víctima ha sido una mujer a la que le han robado la cantidad de 1200 euros.

Noticias relacionadas

Los hechos ocurrieron en un cajero de Burgos. La afectada sacó 850 euros y lo guardó en su bolso, que junto a los 350 euros que ya tenía sumaban el total del botín que se llevaron los supuestos ladrones. 

El modo de ejecución fue el tradicional: al salir del cajero, una joven avisó a la mujer de que tenía una mancha en su chaqueta y se ofreció a limpiarla. Esta accedió y ambas se detuvieron en la terraza de un bar para eliminar la mancha. Un compiche de la joven le ofreció pañuelos a la mujer y allí fue cuando se produjo el robo. Tiempo después la víctima se dio cuenta de que su monedero no estaba, y con ello también había desaparecido el dinero y su documentación. 

Supuestamente, la delincuente había estado vigilando a la mujer desde el exterior de la entidad bancaria. Además, según se ha podido comprobar durante las investigaciones policiales, la ladrona había salido de él unos segundos antes.

Por estar razón, la Policía Nacional ha avisado a los ciudadanos a estar atentos cuando se encuentren cerca de un banco y sugieren desconfiar de cualquier persona que se les acerque.