El vehículo propio está siendo una de las opciones más utilizadas para viajar este verano. Emprender un trayecto únicamente con los miembros de la unidad familiar aporta mayor seguridad en un verano marcado por la pandemia del coronavirus. Esto significa llenar el maletero de multitud de utensilios: maletas, sillas para los pequeños, neveras con comida, sombrilla -si el destino es la playa-... Aunque lo parezcan, estos no son los imprescindibles para viajar. La DGT dice que hay cosas que no puedes dejar en casa si no quieres ser multado.

Noticias relacionadas

Mira bien el coche antes de salir para ver si tienes estos cinco elementos. No es que sean fundamentales, es que son obligatorios. No llevarlos puede suponer una multa por parte de los agentes de tráfico.

En primer lugar, no se puede olvidar el chaleco reflectante. Esperamos no tener que utilizarlos, pero en caso de avería son imprescindibles. De ahí su obligatoriedad. Cabe recordar, además, que no debes llevarlo sólo en el coche, sino que tienes que tenerlo a mano. Debes portarlo en un sitio donde, en caso de emergencia, puedas darle cogerlo sin salir del coche. Son 200 euros de multa si no los tienes, o si te ven fuera del coche sin ellos.

Después del chaleco, la lógica impera: lo que necesitas son los triángulos. Tienes que llevar al menos dos para colocarlos en la vía y avisar al resto de lo que ocurre. Recuerda, uno por delante y otro por detrás. No vale únicamente una señalización. Son otros 200 euros de multa. 

No olvides que la rueda de repuesto también es obligatoria, se produzca el percance o no en una de las gomas. No debes circular sin ella en el maletero. Incluso aunque portes un maletín para arreglar pinchazos. No llevarla son 200 euros de sanción.

Todo debe estar en regla, pero una de las cosas más importantes es la documentación. El carnet de conducir, el permiso de circulación y la tarjeta de la ITV son imprescindibles. Entre 10 y 500 euros te puede costar no llevarlos. Eso sí, sería bueno también que llevaras en el coche el resguardo de haber pagado el seguro. No es obligatorio, pero ahorrarás tiempo en caso de ser parado por los agentes de tráfico.

Una última cosa: la pegatina de la ITV. Recuerda que no únicamente vale con haber pasado la inspección, la misma se debe llevar colocada en una parte visible de la zona derecha superior de la luna del vehículo.