Poco a poco, aunque sin fechas exactas, los ciudadanos ven acercarse la vuelta a la normalidad después del estado de alarma para frenar los daños causados por el coronavirus Sars CoV-2. Y ello traerá la vuelta de los desplazamientos de los trabajadores para acudir a su puesto laboral. Pero, la movilidad post Covid-19 también cambiará. Según el Real Automóvil Club de España (RACE), los ciudadanos que antes utilizaban el transporte público o iban a su trabajo a pie, comenzarán a usar su coche para estos viajes. O, lo que es lo mismo, los atascos en las carreteras españolas aumentarán en las horas pico.

Noticias relacionadas

En cifras, hasta un 20% de los conductores que solían usar el metro, el autobús, el tren -u otros transportes públicos- para ir al trabajo, afirman que tras la cuarentena usarán su coche. En el caso de los ciudadanos que caminaban desde su casa hasta su puesto laboral, el 25% de ellos dejará ese hábito y asegura que comenzará a desplazarse en su vehículo. 

Y, la práctica totalidad de los conductores que solían ir a trabajar en coche, lo seguirá haciendo. Estas circunstancias harán que los atascos -sobre todo- en las grandes ciudades de España vayan a ser más largos. Así que es probable que tenga que ponerse el despertador unos minutos antes para no llegar tarde a trabajar, porque habrá más tráfico.

La Guardia Civil, en un control durante el estado de alarma.

Estos datos salen de un estudio del Observatorio de Conductores, elaborado por el RACE, que se centra en cómo son y cómo cambiarán los hábitos de los conductores durante el confinamiento y después de él. En este sentido, el 70% de los 1.187 usuarios consultados manifiesta haber usado su vehículo al menos en una ocasión en los 45 días que España lleva en estado de alarma.

900.000 conductores incumplen la cuarentena

Un dato llamativo, en este sentido, es que un 3,5% de los conductores que han cogido el coche en este periodo excepcional asegura "haber usado su vehículo como excusa, sin ninguna necesidad real", un porcentaje que se traduce en que hasta 900.000 conductores en todo el país se han saltado las normas de la cuarentena y han conducido sin ninguno de los pretextos que prevé el Decreto de estado de alarma para que los ciudadanos puedan salir a la calle.

Gráfico que indica el motivo de los desplazamientos de los conductores durante la cuarentena. RACE

Pese a ello, la mayoría de los conductores han cogido su vehículo con causas justificadas. Así, un 83% de los ciudadanos consultados han usado el coche para ir a comprar, mientras que un 53% para ir a echar gasolina. El 39% de los usuarios, además, asegura haber conducido para ir a trabajar o a la farmacia. Y, un 22% de los encuestados por el RACE, dice haber ido en automóvil a ver a algún familiar dependiente.

Incidencias en carretera

A pesar del estado de alarma, también han habido multitud de incidencias en las carreteras de España. Casi un millón de conductores han sufrido algún incidente mientras se desplazaba. De ellos, casi la mitad han necesitado asistencia en carretera. Exactamente, un 48,4% de los usuarios llamaron a la grúa y sus aseguradoras.

Y, cómo no, el estado de alarma ha truncado miles de desplazamientos y viajes que los españoles tenían previstos en este periodo excepcional, y más teniendo en cuenta que la Semana Santa ha pillado en mitad del confinamiento. Por ello, la encuesta del RACE revela que el 55,5% de los conductores en España han cancelado un viaje por carretera. El 32% de ellos, de hecho, ha indicado que su viaje para disfrutar de unas "vacaciones largas", se canceló.

Pero el RACE también ha querido analizar qué ocurrirá con nuestros viajes veraniegos. Y, como conclusión, destaca que sólo un tercio de los conductores en España se ha planteado viajar durante las vacaciones de verano, o bien a segundas residencias, o bien reservando en algún lugar de este país. Todo ello, claro está, siempre que el Ministerio de Sanidad, el Ministerio de Transportes y la situación provocada por la crisis del Covid-19 lo permitan.

Información sobre el coronavirus: