Alba es una bebé con síndrome de Down y su historia ha conmovido a la sociedad italiana. Fue adoptado por Luca Trapanese, un hombre soltero de 41 años, que dio el paso en 2017 para acabar con los rechazos que sufría la pequeña. El hombre tomó la iniciativa debido a las trabas que se encontró cuando quería adoptar. Cuando el hombre recibió la llamada de un orfanato no lo dudó ni un segundo. 

Noticias relacionadas

La niña había sido rechazada por más de 20 familias, que se negaban a adoptar a un bebé con síndrome de down. A Luca este hecho no le importó y, ahora, comparte su vida como padre soltero a través de las redes sociales. En su perfil de Instagram se observa su día a día y cómo van superando las pequeñas barreras que se van encontrando. El hombre, desde joven, ha colaborado con asociaciones ayudando a personas con discapacidad. "Me sentía que tenía la capacidad y los conocimientos para cuidar de Alba", explica a 7 News

El hombre creó su propia organización benéfica en Nápoles en 2007 con el objetivo de ofrecer posibilidades a los niños discapacitados. El objetivo era darle las oportunidades necesarias para socializarse y desarrollar sus distintos talentos. Una iniciativa que se encuentra en las manos de los educadores, padres y psicólogos.