Varios avivamientos de carabela portuguesa siembran el miedo en la costa mediterránea durante los primeros días de este mes de agosto. La picadura de esta 'falsa medusa' es mucho más peligrosa que la de las medusas comunes e incluso puede llegar a provocar la muerte.

Noticias relacionadas


La primera de ellas se ha producido este fin de semana en El Campello, municipio valenciano. Según ha contado Diario Información, unos bañistas divisaron al organismo mientras se bañaban en Barran D'Aigües, cerca de una playa canina.

Los agentes locales tuvieron que extraerla del mar, avisar a las personas que se encontraban presentes y establecer una bandera de peligro por la posible presencia de medusas. Sin embargo, explicaron al medio que no pudieron activar el protocolo antimedusas, ya que, al menos, es necesario el avistamiento de dos carabelas.


Donde sí se han divisado más ejemplares ha sido en las costas de Mallorca. La más reciente ha sido filmada en Sóller, en el noroeste de la isla de Mallorca. Según ha explicado el diario Crónica Balear y como muestra en vídeo Última Hora un grupo de personas que navegaban en kajak divisó al hidrozoo flotando en el interior de una cueva.

Desde el 22 de mayo, fecha en la que tuvo lugar la primera aparición, se han registrado otras en la Playa de Palma, en el Arenal, en Pollença, en Cala Blava, en Sant Elm y en la Dragonera.

Confundida con medusas


La carabela portuguesa, también llamada fragata portuguesa, botella azul o falsa medusa, es confundida comunmente con una medusa. Es un organismo que no cuenta con la capacidad de nadar, sino que se deja arrastrar por las corrientes marinas. Su picadura, mucho más peligrosa que la de las medusas comunes, puede llegar a provocar la muerte. De hecho, recientemente una joven tuvo que ser hospitalizada en Murcia tras recibir una picadura.