Una sencilla atención médica por cortes y magulladuras producidos por una caída se convirtió en un auténtico calvario para una mujer de 74 años. Acabó dando vueltas en el aire durante varios minutos, colgada de un cable que unía su camilla a el helicóptero de salvamento. Y eso no fue lo peor: el vídeo de la aparatosa intervención ya acumula más de 10 millones de reproducciones. Afortunadamente, esta mujer, que solo resultó mareada, continúa en el anonimato.

Este peculiar suceso tuvo lugar este martes en una zona montañosa de difícil acceso por carretera en Arizona, Estados Unidos. La mujer había salido a hacer senderismo, cuando sufrió un mareo y se cayó al suelo, según relataron a medios locales varios testigos.

Al rato, y viendo las dificultades para llegar hasta la herida con una ambulancia, un equipo de rescate de montaña acudió rápidamente a la zona con un helicóptero. Planearon atar a la mujer a una camilla y subirla hasta el helicóptero para su traslado a un hospital cercano. Pero no salió como esperaban.

Tal y como se puede ver en este vídeo, el giro de las aspas del helicóptero provocó que la mujer comenzase a dar vueltas. Al poco tiempo, la camilla comienza a girar con más y más velocidad ante la impotencia de los técnicos de rescate, quienes dudaban sobre qué hacer.

Finalmente, tomaron la decisión de movilizar el helicóptero confiando ciegamente en que la rotación de la camilla parase. Tras varios minutos y con menos movimiento, consiguieron subir a la mujer hasta el habitáculo, llevarla a una zona más accesible donde la esperaba una ambulancia y trasladarla al hospital