El comportamiento humano es impredecible y, en casos como el que nos ocupa hoy, también bochornoso. ¿Qué tipo de persona infeliz acude a TripAdvisor después de ir a cenar con su pareja para soltar una retahíla, no solo contra la calidad de la comida, sino también poniendo en la diana a una de las trabajadoras del local? La reseña machista de una mujer se ha hecho viral en las redes sociales durante esta semana por ser un despropósito en sí misma.

Noticias relacionadas

Explica que había ido a comer allí con su marido y el humor le cambió cuando vio que la hija de la dueña llevaba "un vestido pegado y provocativo" para ir "paseándose por las instalaciones". La mujer se recrea explicando cómo era, "largo de licra, con la espalda descubierta", para reafirmarse en que no era el adecuado para estar trabajando allí.

"Si quisiera que mi marido vea culos lo llevaría a comer a un puticlub, no a un restaurante en la orilla del mar. Hay miles de maneras de vestir elegante y que concuerde con un sitio como este; pero la chica no sé si estaba trabajando o buscando marido", escribió. No contenta con esto, siguió contando su experiencia, convencida de que la chica pretendía ligar con su esposo.

"Animo a ella y a todas"

Según la autora, al salir del restaurante, ella iba "corriendo delante, pavoneándose como si estuviese en una pasarela", un extremo que la señora justifica elucubrando de la siguiente forma: "No sé si era el reloj de mi marido, de 20.000 euros, lo que le llamó la atención". Vamos, que se ha cubierto de gloria de principio a fin. La cuenta de Twitter Soy Camarero ha sido la plataforma que ha compartido esta vergonzosa reseña, dando ánimos a la chica:

La respuesta de Twitter ha sido unánime, censurando las críticas de la mujer, mando un mensaje de apoyo a la chica e incluso estableciendo un retrato robot de la personalidad de la autora:

Esperamos que, al menos, a la mujer le hayan servido estas críticas para reflexionar.