Hay dos cosas que hemos aprendido este jueves: que los simpatizantes de Vox son inmunes al coronavirus y que Murcia está lleno de periodistas. El líder del partido, Santiago Abascal, celebraba una rueda de prensa en la capital murciana a la que, finalmente, han acudido miles de personas. Así, la plaza de la catedral acabó por convertirse en un recinto atestado de gente donde nadie ha podido guardar las distancias de seguridad, un extremo que ha sido motivo de crítica.

Noticias relacionadas

Abascal empleó su tiempo en el atril para dirigirse a las masas un día después de la moción de censura al Gobierno de la Región y decir que Murcia "no se vende" y no se "rinde" a pesar de lo que calificó como "traición" de socialistas y liberales, y de la "irresponsabilidad del PP". La multitud le recibía entre gritos de "¡presidente!" y él acusaba a Ciudadanos y al PSOE de plantear una moción de censura "antinacional", "legal, pero ilegítima".

No obstante, los mensajes de Abascal no han sido lo que ha llamado la atención de Twitter, sino ver las imágenes de una plaza abarrotada en plena pandemia, máximo cuando esta rueda de prensa multitudinaria se está celebrando tan solo 3 días después del Día Internacional de la Mujer en el que se prohibieron concentraciones feministas en Madrid y las que se celebraron en el resto de España se hicieron bajo estrictos protocolos de seguridad.

Una plaza "desbordada"

Llama la atención también porque Vox ha estado criminalizando las movilizaciones feministas y reiterando que en el 8M de 2020, según Jorge Buxadé, el Gobierno "ignoró la salud de las personas" al haberlas permitido. Por eso, lanzaron una campaña para que ese día fuese en recuerdo de las víctimas del coronavirus. Ahora, 72 horas después, parecen hacerse olvidado de todo al permitir que Abascal se diese un baño de masas como este:

De hecho, desde Vox han querido sacar músculo y compartir las imágenes en sus redes sociales, pero escogiendo —qué casualidad— el fragmento en el que su líder pedía a sus seguidores que guardasen una medidas de seguridad que brillaban por su ausencia:

No es de extrañar que los tuiteros se hayan revolucionado al ver estas imágenes y haberse puesto de relieve la distinta vara de medir que han demostrado tener los de Vox entre sus propios mítines ruedas de prensa y los actos feministas:

Santiago Abascal, por su parte, ha optado por hacerse el encontradizo y soltar un "esto es lo que acaba de pasar" como si el partido y él mismo no hubiesen alentado la convocatoria:

De hecho, lo normal al programar una rueda de prensa es que la convocatoria se envíe directamente a los medios de comunicación y a los periodistas, pero no que se haga pública en los perfiles de redes sociales del partido y del propio Abascal:

Además, una rueda de prensa consiste en que los periodistas puedan formular también sus preguntas y nos tememos que en Murcia no han podido hacerle ni la primera.