Cachitos de hierro y cromo es uno de esos programas capaces de darle la vuelta al peor día que uno haya tenido. El espacio que conduce Virginia Díaz y emite La 2 bucea con maestría por los archivos de Televisión Española para rescatar las actuaciones y vídeos musicales que los españoles han visto durante las últimas décadas. Auténticas piezas de coleccionista que emiten enmarcadas en los rótulos más geniales que se han visto en la pequeña pantalla.

Noticias relacionadas

De hecho, de un tiempo a esta parte no se concibe la Nochevieja en España sin que Cachitos y sus delirantes rótulos figuren en lo más alto de la lista de tendencias de Twitter. Sin embargo, parece que todavía no todo el mundo sabe que el humor es una de las señas de identidad que siguen manteniendo el programa en la parrilla después de años. Una de esas personas es Mónica Naranjo, que se ha agarrado un buen cabreo con la frase que han puesto sobre ella.

El vídeo de Naranjo cantando Empiezo a recordarte se emitía en el programa del pasado 16 de febrero, dedicado a las baladas. Mientras la artista hacía gala de su amplio registro vocal en el directo de Música, sí de aquel lejano 1998, el equipo de grafismo tiraba una vez más de ironía apuntando lo siguiente sobre su carrera: "Reciclada ahora en presentadora de televisión, Mónica hizo de su potente voz una marca distintiva".

"Gracias por lo de reciclada"

Poco después, desde la cuenta de Twitter de TVE decidieron compartir el fragmento y mandar su aplauso a Mónica Naranjo, de la que dicen que está "espectacular":

Lo que no se imaginaban en TVE es que Mónica no iba a responderles con ese mismo énfasis cariñoso, sino con mucha mala leche. La que fuera presentadora de La isla de las Tentaciones contestó, molesta, "gracias por lo de 'reciclada'... A lo mejor es que el término 'versátil' es complicado de entender y por eso os sorprende... Un beso":

Todos sabemos que ese beso rezumaba veneno, Mónica. Para sus fans, la cantante ha quedado como una señora, pero para los seguidores del programa Naranjo ha hecho gala de una falta total de sentido del humor.