Juntarse toda la familia por Navidad siempre ha sido sinónimo de cachondeo. Repasar las mejores anécdotas, vacilar a tu cuñado y hacerle bromas a los más pequeños son tradiciones arraigadas con las que este año no se ha podido cumplir como estábamos acostumbrados. No obstante, hay núcleos familiares más pequeños que sí han podido juntarse y llevar a cabo su cita anual con esas mofas que pasan de generación en generación.

Noticias relacionadas

Es el caso de la familia del youtuber valenciano Uy Albert!, cuyas bromas a sus sobrinas empiezan a ser igual de famosas que el vestido de la Pedroche. En esta ocasión, a las pobres niñas, les ha tocado una de las bromas más pesadas que algunos todavía recordamos con pavor: les han hecho creer que los Reyes Magos les había dejado carbón de regalo.

Las pequeñas van corriendo al árbol para abrir con mucha ilusión los paquetes; pero la alegría se torna en tristeza cuando se encuentran el trozo grisáceo. "¡Tíralo a la basura, por favor", dice una al tiempo que empiezan a fluir las lágrimas. El tío intenta explicarles que no es carbón para quemar, sino del dulce; sin embargo, no sabía que una de ellas era una auténtica realfooder:

Como decíamos, no es la primera vez que estas pobres niñas sufren las bromas pesadas de su tío. Ya en enero del año pasado se habían hecho virales con sus famosos llantos. ¿El motivo? Que les habían hecho creer que a su madre le había tocado el haba del roscón:

Además, este año su tío se ha cebado especialmente y ya el 4 de enero les hizo una de sus bromitas como anticipo de lo del carbón. En esta ocasión les contó que si les tocaba el haba caería una maldición sobre ellas:

No me gustaría ser Uy Albert! cuando estas niñas crezcan y busquen venganza.