Isa Serra, coportavoz de Podemos, ha saltado a la palestra esta semana por sus incendiarias declaraciones en una entrevista con Europa Press. La madrileña ha establecido un paralelismo entre lo sucedido durante el asalto al Capitolio y un hipotético futuro en el que Santiago Abascal asaltase el Congreso de los Diputados ataviado con cuernos mientras Pablo Casado e Inés Arrimadas se lamentaban por haberle dado alas a los de Vox pactando con ellos.

Noticias relacionadas

Incidiendo en que el altercado en Washington muestra los peligros del "blanqueamiento de la ultraderecha", no descarta que en España pueda darse "algo similar" dentro de un tiempo. "No me sorprendería si en unos años vemos entrar en el Congreso a Abascal con cuernos y ver a Casado y Arrimadas poniendo tuits diciendo qué barbaridad, pero habrá sido demasiado tarde".

Ella no ha esquivado la denominación de "golpe de estado" para lo ocurrido en el Capitolio y aboga por "sacar lecciones" para que no vuelva a suceder porque, considera, se ha "subestimado a la extrema derecha en todo el mundo". En el caso concreto de España, afirma Serra que situaciones como la del chat de antiguos militares que hablan de "fusilar a 26 millones de personas" y que Vox estaría alentando al hablar "constantemente" de un Gobierno "ilegítimo":

Las palabras de Isabel Serra han generado una gran polémica en las redes sociales, donde sus críticos se han despachado a gusto con comentarios como estos: 

Sin embargo, una respuesta en Twitter ha destacado por encima del resto por ser de un más que dudoso buen gusto, un extremo que sin duda es más llamativo si tenemos en cuenta que es un partido político el que la ha escrito:

Vox, como otras tantas veces, haciendo gala de su peculiar estilo para analizar la realidad.