El anuncio de Campofrío se ha convertido en un clásico de la Navidad que nada tiene que envidiarle a otros con más tradición como el de la Lotería. Este jueves la empresa de embutivos lanzaba su conmovedor spot, de nuevo en clave de humor, y contando con los rostros de un puñado de cómicos, músicos y actores famosos como Enrique San Francisco, Silvia Abril, Andreu Buenafuente, James Rhodes, María Galiana, Juan Echanove y Raúl Pérez, este último imitando la voz de Michael Robinson. 

Noticias relacionadas

Como ocurre siempre que se suceden este tipo de lanzamientos, Twitter se ha llenado de reacciones encontradas y en esta ocasión no iba a ser distinto. Su lista de tendencias se ha copado con los nombres de los protagonistas y eso, ya sea por aplausos o por críticas, ya es un triunfo para los responsables del anuncio. No obstante, lo cierto es que a la mayoría la propuesta les ha llegado incluso a emocionar, algo que no es muy complicado en el contexto que vivimos pero sí loable: 

Sin embargo, los críticos han hecho mucho ruido también, casi tanto como los hacedores de memes, que se han esmerado una vez más. Vale que en esta ocasión no ha desatado la misma polémica que aquel anuncio de 2018 que ofendió a la mitad del país, pero ahora también ha habido llamadas al boicot y no solamente las han hecho personas que claman contra el maltrato animal o seguidores del veganismo, algo muy común en todas las campañas de Campofrío.

San Francisco y Rhodes

La aparición de Enrique San Francisco y del pianista británico afincado en nuestro país, James Rhodes, ha provocado la indignación de los hunos y los otros, que diría Unamuno. Por un lado, el team progre ha criticado con dureza que alguien tan "facha" como el actor, que se ha declarado en más de una ocasión simpatizante de Vox, aparezca en el spot:

Por otro lado, el team facha, ha puesto el grito en el cielo porque hayan contado con el "amigo" del Sánchez:

Así que, unos por otros, han protagonizado las disputas del día. Afortunadamente hay tuiteros que se dedican a cosas más ligeras e infinitamente más útiles como el humor, dejándonos un puñado de chistes como estos:

Y algunos memes, que nunca están de más: