En un mundo donde parte de la sociedad cree que el coronavirus es un invento de alguien poderoso para dominar el mundo y cuestiona, por lo tanto, cada paso que se da para contener la pandemia conviene reírse de las magufadas de vez en cuando. Y es que, como solemos decir en La Jungla, el humor es el arma más poderosa que existe cuando la razón brilla por su ausencia.

Noticias relacionadas

En esta ocasión, es un vídeo hilarante el que ha servido para poner en su sitio a los amantes de las teorías de la conspiración. Sí, Miguel Bosé y sus secuaces, aquellos que ahora llaman "traidor" a Iker Jiménez porque éste no les da la razón en sus delirantes sospechas. A todos ellos está dedicado el sketch de Eduardo (@eduardodelatorre), una genialidad que ha ridiculizado hábilmente a estos personajes.

Precisamente, el tuitero etiquetaba a Iker Jiménez para señalar que habían sacado a la luz "lo que los gobiernos ocultan sobre las mascarillas". Con esa simple frase daba paso al vídeo, en el que se veían unas manos manipulando una mascarilla quirúrgica. Tras practicar un corte en la zona donde está el alambre que se ajusta a la nariz, lo que sale de este trozo de gasa es tan sorprendente como cómico. 

La mascarilla de Mary Poppins

La mascarrilla se convierte en aquella maleta con la que Mary Poppins llegó casa de los Banks, en la que cabía desde un perchero a una lámpara, y de ella va saliendo una tarjeta SIM, un chip, una webcam, un móvil, un disco duro, un envase con comida para gatos, un taladro e, incluso, un rascador:

La mascarilla mágica llegó también a difundirse por WhatsApp y en otras cuentas de Twitter acumulando millones de reproducciones.