Acostumbrados como estamos a lidiar los españoles con nuestros complejos de inferioridad delante del resto de Europa, vídeos como el que hoy nos ocupa suponen todo un subidón de ánimo y, seguramente por eso, las imágenes no han tardado en cobrar popularidad en las redes sociales. Sus protagonistas son tres agentes de la policía francesa que se enfrentan a los elementos para salir airosos de su misión.

Noticias relacionadas

El escritor Juan Gómez-Jurado es el principal culpable de que media España esté hablando de la hazaña de los policías galos. Metidos en un pequeño bote, remando con palas para abrirse paso en las calles anegadas de agua, los agentes tienen que luchar con dos enemigos imprevistos en su misión: su propio equilibrio y un poco de corriente.

La escena es francamente ridícula y Gómez-Jurado no ha podido evitar el cachondeo presentando el vídeo en su cuenta de Twitter. Señala que la "habilidad" de la policía del país vecino "hace palidecer las hazañas de Antonia Scott y Jon Gutiérrez [protagonistas de sus novelas]", confesando que tiene los "pelos como escarpias":

En otro comentario, Gómez-Jurado sigue mofándose de la destreza de los agentes:

Un vídeo de 2016

Aunque se haya hecho viral en los últimos días en nuestro país, el vídeo de la policía francesa se publicó en junio de 2016, tal y como podemos comprobar en este artículo de Le Parisien. Explican en el periódico galo que las imágenes se difundieron primeramente a través de Facebook y después se convertirían en un éxito nacional cuando se emitieron en el programa Sept à huit. Cabe recordar que en aquellos días Francia sufrió graves inundaciones y varias personas fallecieron.

Los protagonistas son efectivos de la policía de la ciudad de Chartrettes, en Seine-et-Mer, ubicada a una hora de París. Aseguran que en el contexto de las inundaciones, con bomberos y servicios de emergencia colapsados, tuvieron que prestar apoyo en estas tareas y comprobar que en ese vecindario todas las viviendas habían sido evacuadas. Su escasa pericia y un poco de corriente propiciaron el épico final que todos hemos visto.