Si nuestra paciencia suele menguar de por sí cuando nos ponemos al volante, en estas semanas de confinamiento los nervios están a flor de piel y las reacciones humanas son más imprevisibles que nunca. Esta peligrosa combinación ha desencadenado una surrealista bronca de tráfico en la ciudad de Valencia que terminó con un conductor de autobús arrollando a un coche aparcado en el carril bus este pasado lunes. 

Noticias relacionadas

La escena, grabada desde uno de los edificios de la calle San Vicente, no tardó en llegar a las redes sociales y alcanzar una gran popularidad. Según la información recogida por EFE, el conductor del coche se encaró con el chófer de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) cuando este le habría pedido que retirase el vehículo de su zona de tránsito para llegar hasta la parada.

"¡Si tienes cojones, lo revientas!", le increpó el dueño del turismo al busero, la chispa necesaria para que este, ni corto ni perezoso, pegase el acelerón y lo embistiese a lo largo de varios metros:

Ocurría en torno a las 12:40 horas en la capital valenciana, donde la EMT ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y dirimir responsabilidades. Fuentes de la Policía Local conforman a la agencia de que los dos implicados mantienen versiones contradictorias sobre lo sucedido y han aportado distintos testigos que las corroboran. 

A falta de conocer más datos sobre la investigación, parece que los tuiteros ya han dictado una sentencia unánime:

[Más información: 'Merlos Place': los mejores 'memes' del mediático culebrón protagonizado por Alfonso Merlos]