Las cifras del último sondeo de SocioMétrica para EL ESPAÑOL constatan lo que veníamos sospechando desde que empezó el confinamiento: los españoles tenemos menos sexo y estamos más irritables que antes de la crisis sanitaria. De hecho, hasta un 31,8% de los encuestados reconocen que sus relaciones han disminuido drásticamente y solo un 8% confiesa que en su caso han ido a más. Suertudos.

Noticias relacionadas

Este aislamiento supone un paréntesis en nuestras vidas que nos prohíbe salir a ligar a los bares o a acabar lo que habíamos empezado con un match en la aplicación de turno. Sin embargo, estos tiempos convulsos no han podido aplacar la necesidad imperiosa que tienen muchos por ligar. Vamos, que con la que está cayendo son muchos los que se esmeran en el tonteo a través de las aplicaciones de citas.

La aplicación Badoo, que cuenta con más de 450 millones de usuarios en todo el mundo y junto a Tinder se reparte el pastel en nuestro país, ha detectado un crecimiento significativo de las conversaciones en línea de sus usuarios durante las últimas dos semanas. Su algoritmo interno, explican desde la app, "ha presenciado un aumento global en el número de interacciones, en la longitud de las frases y en el tiempo y frecuencia de las respuestas".

Más videollamadas

Es decir, no solo hablamos más con nuestros ligues online, sino que nos lo estamos currando como nunca porque, señalan, "este incremento coincide con los países afectados por el coronavirus donde existen recomendaciones o medidas de distanciamiento y donde se están creando nuevas formas virtuales para conectar otras personas". En el caso concreto de nuestro país, Badoo asegura que enviamos de media un 12% más de mensajes.

Son ellas las que más están interactuando, un 25% más mientras entre los hombres han crecido en un 12%. También sabemos que las conversaciones entre los españoles que han hecho match duran un 22% más que antes, que empleamos más el vídeo chat y que estamos aprovechando la cuarentena para poner al día nuestros perfiles: "El 7% de los usuarios lo actualizan a diario". 

"Nuestra misión es lograr que cualquier persona tenga una cita honesta", explica Pablo Delgado, director de Marketing de Badoo para España y Latinoamérica, añadiendo que "el distanciamiento o incluso el aislamiento es algo duro, experimentarlo cuando estás soltero o viviendo solo es aun más difícil". Cree, sin embargo, a la vista de las cifras, que sus usuarios se están adaptando y puede que después de esta situación se valore encontrar no solo el amor "sino también las amistades y el apoyo".

Citas en pijama

Desde Badoo hablan de un nuevo tipo de citas alternativas que se están dando entre sus usuarios como los "pedidos sorpresa de comida a domicilio para degustarlas por vídeo chat, tomar una bebida virtual juntos o participar en juegos de mesa online" y ponen como ejemplo el caso de Marta, una de sus usuarias que vive en Zaragoza y ha incrementado su actividad en la app.

"Al principio no estaba muy por la labor de hablar con personas que no conocía porque estaba preocupada", dice la joven de 26 años que, tiempo después, sintió que "necesitaba salir del bucle y dejar de hablar del mismo tema". Explica que intenta conocer a sus contactos como si fuera una situación más normal y que "tengo más fortaleza y me autoesfuerzo para olvidarme de complejos y dedicar más tiempo a hablar con sinceridad y mostrarme como soy".

Apuntan además desde Badoo algunas claves para ligar en este nuevo contexto, como continuar siendo nosotros mismos, compartir música con nuestras citas o actuar como si estuviésemos cara a cara: "La persona que vas a conocer está probablemente en una situación similar a la tuya, no fuerces formalismos que no aplican a esta situación. Una cita en pijama también es una cita".

[Más información: El 'zasca' de Juan y Medio a quienes desprecian las donaciones de Amancio Ortega]