El pasado 10 de junio se publicaron las primeras imágenes del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, junto a la cantante Malú. Con esa pillada, de compras en una gran superficie, se disipaban las dudas que planeaban sobre una posible relación entre ambos que ninguno había acertado a confirmar públicamente. Ahora, tras la deriva que está tomando la formación naranja, parece que hay quien no duda en señalar a la artista como la culpable de la crisis

Noticias relacionadas

Así, el diario El País ha publicado un artículo con el siguiente titular: "El caso Malú como 'la Yoko Ono de Ciudadanos'", haciendo un paralelismo con la mujer de John Lennon, a la que acusaron de estar detrás de la separación de The Beatles, y la crisis en el partido naranja. El texto menciona que "la supuesta deriva hermética y aislacionista" de Rivera podría estar inducida por su nueva pareja, subrayando que el político está "más centrado en atender a su vida personal que a los consejos de sus compañeros de partido".

Aunque el periódico denuncia en el mismo artículo que se trata de "otra versión más en la narrativa misógina que responsabiliza a la mujer de las decisiones de su pareja", la lectura del titular les ha reportado un sinfín de críticas en las redes sociales acusándolos de periodismo machista. La más sorprendente e inesperada la firma Pablo Iglesias, que no ha dudado a la hora de tildarlo de "basura":

El capote que Iglesias le echa a Rivera -dejando claro aún así que no siente ninguna "simpatía política" por el de Ciudadanos- ha sido muy bien recibido entre los tuiteros, acostumbrados a que cualquier mención entre políticos sea únicamente para intercambiarse críticas:

Con este panorama, desde la cuenta oficial de Twitter de El País se han visto obligados a aclarar que el desafortunado titular encabeza un artículo en el que, precisamente, se critica ese "clásico misógino". De hecho, han terminado por cambiarlo a "El 'círculo Malú', la última versión del clásico misógino de culpar a la mujer de todo":

Eso sí, por el momento Albert Rivera -al menos en público- no se ha pronunciado sobre la polémica ni tampoco ha respondido al tuit de Iglesias.

[Más información: Pablo Iglesias y el misterio del tuit que aparece y desaparece]