Toni Roldán pasó a recoger sus cosas este miércoles por su despacho del grupo de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados y ha querido mandar un último mensaje crítico a Albert Rivera y a sus compañeros de Ciudadanos antes de abandonar definitivamente el partido. 

Noticias relacionadas

El recién dimitido portavoz económico de Cs en el Congreso ha publicado una fotografía en su Twitter en la que muestra una caja con libros y otros recuerdos. Entre ellas, el documento del ya conocido como Pacto del Abrazo que Albert Rivera y Pedro Sánchez firmaron en 2016 para intentar formar un gobierno alternativo al de Rajoy y que Pablo Iglesias (Podemos) dinamitó al negarse a respaldar un gobierno con Cs para permitir la investidura. 

"Vaya, mirad lo que me encontré desmontando el despacho", fue el mensaje con el que el ya exmiembro de la dirección permanente de Cs quiso rematar con una última puntilla contra su partido. Sin embargo, se le volvió en contra por las críticas que recibió por parte de internautas.

"Te han prometido ministerio"

"Vaya, al final van a ser verdad esos rumores que dicen que te han prometido un ministerio si consigues doblegar a Rivera. El poder mueve ficha y seguirá moviendo fichas hasta que el mediopollo caiga", criticaba un seguidor. 

Roldán anunció este lunes que dejaba el partido por el no de Rivera a Sánchez y la estrategia de pactos de Cs, que considera está llevando al partido a girar demasiado a la derecha. "No me voy porque yo haya cambiado, sino porque Ciudadanos ha cambiado", justificó.

El crítico comentario publicado por el diputado en sus redes ha recibido otros 'zascas' que también son de destacar: "Esto te sobraba al igual que la comparecencia del otro día. Solo te falta que termines en el PSOE. Qué bajo has caído". "Haberte quedado, que con tu abstención salía adelante la investidura", le decía otro lector, o "cuando dejas una responsabilidad social, grande o pequeña (en mi caso delegado de personal) y la dejas convencido, no necesitas justificarlo reiteradamente ante tus compañeros, los que te conocen ya intuían que tarde o temprano ibas a dimitir", fueron los comentarios más críticos contra Roldán.