Lo que ha sucedido este miércoles quizás podamos valorarlo, con el paso del tiempo, como el día en el que Podemos se convirtió definitivamente en una caricatura de sí mismo. La destitución de Pablo Echenique como secretario de Organización del partido propició que su líder, Pablo Iglesias, intentase sacarle hierro al asunto usando el humor negro en las redes sociales. 

Noticias relacionadas

Así, publicó un meme valiéndose de la famosa foto de Heidi tirando a Clara con su silla de ruedas por un acantilado. Su mensaje, además, decía: "Disfruta de tu purga que te va a durar poco". El bombazo hizo que media España escupiese de risa y estupor el café de media mañana, leyendo además la respuesta de Echenique siguiéndole la bromita.

Sin embargo, en vez de continuar con la mofa -encaminada, sin duda, a intentar desviar la atención y esquivar la imagen de crisis interna de la formación morada llevándola hasta el ridículo-, Iglesias había recapacitado horas después y borró su tuit. O, por lo menos, intentó no dejar rastro sabiéndose condenado al fracaso en la era de los pantallazos.

Eso sí, todavía podíamos leer la respuesta del exsecretario de Organización, que  se nos presentaba como un mensaje solitario en el océano de Twitter:

Con los podemitas en pleno delirio tuitero, cuando la cosa parecía que no podía ir a peor, el tuit de Pablo Iglesias salió de nuevo a flote digno protagonista de La Nave del Misterio:

No es la primera vez que Iglesias recurre a la táctica de llevar al ridículo situaciones serias para deslizar que los medios de comunicación están exagerando. Ya lo había hecho cuando cesó a Sergio Pascual como secretario de Organización, asegurando que había mandado a "Siberia" a Carolina Bescansa e Íñigo Errejón, dos de los afines a Pascual en aquel momento, por "disidentes". Quizá podamos llamarlo política de memes a partir de ahora.

[Más información: La macabra broma de Pablo Iglesias sobre la destitución de Echenique en Twitter]