Si hoy en día te encontrases en prensa un anuncio que te invita a ser fascista como quien se apunta a un club de backgammon lo más probable es que te sorprendieses. Pero lo cierto es que antes de la II Guerra Mundial -y especialmente antes de que las atrocidades del Holocausto saltasen a la luz pública. Pero antes de eso era una ideología muy normalizada, criticada por muchos, pero lejos de la demonización actual.

Noticias relacionadas

Un ejemplo de esto es un anuncio que se viralizó recientemente en redes sociales, al ser tuiteado por el periodista Mario Tascón. En él se invitaba a los lectores de una revista a afiliarse al Fascio simplemente indicando su nombre. Eso sí, el movimiento no podía evitar enseñar su valentía y los pelos del sobaco, dejando claro que no admiten cobardes:

El anuncio apareció en el número 39 de la revista Renacer -publicado el 29 de octubre de 1933-, una revista cuyo subtítulo era “Órgano Monárquico de Educación Ciudadana y de Ética Social”. El anuncio estaba a los pies de un artículo en el que se exponía la ideología de la revista y cuyo titular era “El fascio salvación de España”. Puede encontrarse en la hemeroteca digital de la Biblioteca Nacional de España.

“En España nadie sabía lo que era el fascio; conocía la prosperidad de la nación italiana; se maravillaba de la repentina transformación del pueblo alemán bajo el fascismo, y por instinto político, más que por conocimiento doctrinal, soñó para España una figura como la de Mussolini en Italia e Hitler en Alemania”, empezaba antes de comenzar a repasar todos los fiascos de la II República.

“Los republicanos ya detestan la República y como no quieren la Monarquía se encuentran en una situación de equilibrio imposible de sostener”. “Creemos que se puede y se debe ser fascista. El fascio es el único régimen político que puede conducir a España hacia su salvación”. “¿Se puede ser fascista? Nosotros lo somos, porque desde nuestro campo político, no aceptamos ni los partidos ni los hombres que en los dos regímenes han llevado a España a la ruina. Ni Cortes, ni política, ni liberalismo… ¡Fascio! Régimen monárquico bajo un gobierno fascista. Nuestra doctrina”, termina, antes de mostrar el anuncio en cuestión.

[Más información: 'Troleo' del PSOE a Vox: Gaysper, el fantasma LGTBI, persigue a Abascal por el Congreso]