Con la llegada de la primavera, que se instalará oficialmente en nuestras vidas a las 22:58 horas de este miércoles, celebramos cada 20 de marzo el Día Internacional de la Felicidad a instancias de la ONU, que reconoció esta fecha en su calendario oficial de 2013 para lanzar una reflexión sobre la necesidad de que los gobiernos promuevan políticas que aboguen por el bienestar de las personas y combatan uno de los grandes males de nuestro tiempo: la tristeza. 

Enmarcado en esta feliz jornada, las Naciones Unidas publican un informe anual evaluando la felicidad de los países en todo el mundo. Un ranking que elaboran a través de The Happiness Research Institute, un organismo independiente cuya misión es analizar e informar de las causas y los efectos que la felicidad -o la ausencia de ella- tiene en la vida de las personas de todo el mundo. 

Para ello analizan indicadores de felicidad como, por ejemplo, los ingresos medios de los ciudadanos de un país en función del coste de la vida en ese lugar, el bienestar social, la esperanza de vida, el acceso a la sanidad, la libertad social, la ausencia de corrupción o la generosidad; pero también aspectos mucho más subjetivos como la percepción que cada sociedad tiene sobre qué es ser feliz. 

España sube seis puestos

Si en 2017 los españoles ocupábamos el puesto 34 de la lista, el pasado año descendíamos al 36 y en este informe de 2019 aparecemos ocupando el flamante puesto número 30, una buenísima posición que no alcanzábamos desde 2013. El Instituto nos ha otorgado 6,354 puntos sobre 10, una cifra todavía lejana de los primeros puestos, copados por los nórdicos. De nuevo, Finlandia repite en el primer puesto de la tabla (7,769), seguida otra vez de Dinamarca (7,600), Noruega (7,554) e Islandia (7,494). Eso sí, el quinto puesto que tenía Nueva Zelanda se lo ha adjudicado este año los Países Bajos (7,488).

Los países más felices del mundo Happiness Research Institute

Sudán del Sur, el más triste

En la otra cara de la moneda están los países menos felices de los 156 que se han tenido en consideración para el informe. El país más triste es Sudán del Sur (2,853), seguido de la República Centroafricana (3,083), Afganistán (3,203), Tanzania (3,231), Ruanda (3,334) y Yemen (3,380).

Los países menos felices del mundo Happiness Research Institute

El informe también analiza cómo ha variado la felicidad desde 2005. Así, mientras en Finlandia han mejorado 0,097 puntos, en España hemos perdido 0,793. La desigualdad es uno de los baremos que la ONU pone encima de la mesa como clave para la prosperidad de los pueblos. Aunque en Europa Occidental ha disminuido ligeramente en los últimos años, sigue aumentando en el sur y suroeste de Asia, en Rusia y en el este y el norte de África. 

Una epidemia de tristeza

Puede que hablar de felicidad nos suene un poco naíf, pero nada más lejos de la realidad. Si somos más felices trabajamos mejor, somos más productivos y vivimos más años. Los estudios arrojan un dato escalofriante, y es que detrás de un 30% de las bajas laborales está el estrés. Sin embargo, la mayoría de las empresas no parecen darse cuenta de la pérdida humana y económica que eso conlleva. 

[Más información: ¿Sabes cuáles son los países más felices del mundo?]