Paqui Martínez Gutiérrez,  ceutí de 73 años y viuda de José Romero, mantuvo una conversación telefónica con Sanidad para recibir la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus. Hasta aquí todo continúa normal, el problema aparece a la mañana siguiente cuando el personal sanitario se vuelve a poner en contacto con la mujer para citar a su marido a la vacunación, quien falleció hace 20 años.

Noticias relacionadas

José Romero García es un ceutí que falleció en 2001 y que actualmente tendría 77 años, edad integrada en el actual grupo denominado Grupo 5 de la Estrategia de Vacunación, motivo por el que Sanidad decidió ponerse en contacto con la familia Romero.

 “Llamaron a mi madre primeramente para vacunarla. Le dieron la cita y todo bien. La cosa es que al día siguiente volvieron a llamar, mi madre lo cogió y era una chica de Sanidad para darle cita también a mi padre. Pero él lleva 20 años muerto”, ha explicado Juan Manuel Romero, hijo del matrimonio, a El Faro de Ceuta.

La vacuna para luchar contra la Covid-19.

Juan Manuel afirma que no es la primera ni la última vez que ocurren este tipo de llamadas un tanto impactantes. De hecho, otras seis familias también se han visto en la misma situación.

“Mi madre se lo comentó. Le dijo que su marido estaba fallecido. Pero claro, fue una sorpresa rara, sobre todo para mi madre que se llevó un disgusto ese día. La pobre al principio se creyó que estaban llamando a mi hermano Josemi, pero le dijeron que no, que era José Romero García. Ojalá pudiera ponerse al teléfono, les dijo mi madre sorprendida. Lleva 20 años muerto el pobre”, ha declarado el hijo.

Dos errores

Pero esta situación se volvería a repetir. Hace apenas una semana, el 13 de abril, volvieron a llamar a la familia preguntando por José. Una situación fuera de lo normal que la Consejería de Sanidad ha intentado justificar.

Afirman que únicamente se ponen en contacto con las personas que figuran en los listados que remite Ingresa o las mutualidades,  mientras que el Ingesa achacaba el error a que estas personas podrían haberse dado de baja en el sistema público sanitario.

“La primera vez piensas que es un error, pero ya la segunda dices... ¡qué está pasando! Mi madre se lo dijo que ya era la segunda vez que llamaban. La primera fue una chica, pero la segunda fue un muchacho. Y claro, se quedaron así cortados y pidieron disculpas. Lo entendemos que ellos no tienen culpa ninguna”, ha comentado el ceutí a El Faro de Ceuta.

Juan Manuel Romero asegura que la defunción de su padre se registró correctamente en su momento y que existe cierto descontrol entre ambas aseguradoras. Y es que después de paliar con esta situación, Sanidad volvió a llamar a Paqui Martínez para vacunarla, cuando ya recibió la segunda dosis de la vacunación.

También te puede interesar...

-El temor de 1,6 millones de policías, guardias civiles y profesores a mezclar vacunas: lo que piensan

-“¿AstraZeneca o Janssen?” El ridículo que se siente al preguntarlo en Camboya, Ecuador o Sudáfrica

-Margarita del Val ya se ha puesto la vacuna y repetirá sin dudar en la segunda dosis: su experiencia