La Policía Nacional ha detenido a 57 personas que, a través de una aplicación de mensajería y mediante llamadas telefónicas, extorsionaban a usuarios de páginas webs de servicios sexuales.

Noticias relacionadas

A este grupo criminal se le imputa un total de 243 delitos de amenazas condicionales con ánimo de lucro. Solicitaban a sus víctimas cantidades que oscilaban entre los 100 y los 80.000 euros. Dicha banda llegó a obtener cerca de 650.000 euros con sus actividades ilícitas. Operaban en todo el territorio nacional, aunque sus máximos responsables se encontraban en Madrid, Málaga y Valencia.

El 'modus operandi' de este grupo delictivo consistía en insertar anuncios falsos en páginas webs de contactos sexuales. Las víctimas contactaban a través de una aplicación de mensajería instantánea y, pasados unos días, el supuesto responsable de la casa de citas volvía a contactar con los usuarios, recriminándoles que no hubieran acudido a la cita con las chicas y exigiéndole el dinero por el tiempo perdido.

Mediante intimidaciones y amenazas, las víctimas pagaban el dinero que se les exigía creyendo que, con ello, pondrían fin a la situación. Sin embargo, posteriormente volvían a recibir amenazas con el objetivo de que pagarán más dinero, repitiéndose este proceso hasta que, finalmente, interponían una denuncia e ignoraban las llamadas y los mensajes.

Los principales responsables son personas de origen africano y de la República Dominicana. El resto eran, en su mayoría, españoles residentes en la provincia de Valencia, donde se llevó a cabo la mayor parte de las detenciones, seguida de las ciudades de Madrid y Málaga.

Algunos de los detenidos tenían antecedentes policiales por delitos contra las personas y contaban con requisitorias judiciales o policiales por hechos similares. En los registros domiciliarios se les ha intervenido material informático y de telefonía, lo que ha servido para esclarecer más hechos.