"Es nuestra suprema obligación luchar por España y por una Europa ahora débil y liquidada por el enemigo, el enemigo que siempre va a ser el mismo, aunque con distintas máscaras: el judío. Porque nada hay más certero que esta afirmación: el judío es el culpable". Son las palabras que una joven pelirroja ataviada con la camisa azul falangista pronunció el pasado sábado 13 de febrero por la megafonía instalada en el cementerio de la Almudena de Madrid.

Noticias relacionadas

Allí la escuchaban en medio de un silencio sepulcral alrededor de 300 personas pertenecientes a partidos de extrema derecha como Falange Española o Europa 2000. Se reunían para homenajear a los caídos de la División Azul, en el 78 aniversario de la batalla de Krasni Bor, donde murieron 2.000 soldados españoles.

"[La División Azul] quiso librar a Europa del comunismo, de una invención judía destinada a enfrentar a los obreros", continúa la joven en su intervención, captada por un vídeo de la agencia Ruptly.

Medina, la tercera por la derecha, en la Universidad Complutense de Madrid Instagram

Su voz resonaba en los altavoces al estilo de un discurso de otra época. Su expresión vehemente, desafiante y guardando largos silencios, interpelaba a los presentes. Se llama Isabel Medina Peralta, dirigente de una recién resucitada Sección Nacional Femenina de Falange y se la vincula como hija a un exedil del PP de Seseña (Toledo), el cual militó en formaciones de extrema derecha.

Juan Manuel Medina (Madrid, 1975) fue el centro de la polémica en 2011. Entonces, Público sacó a la luz que quien fuera el segundo del PP de Seseña entró en 1996 en las listas de Alianza para la Unidad Nacional (AUN), liderada por Ricardo Sáenz Ynestrillas; que, más tarde, en 1999, se enroló en Falange Española; y que, en 2004 fue como número uno al Congreso de los Diputados por España 2000. En 2005, entró en el PP y en 2007 fue elegido concejal. "Ahora comparto las ideas populares y punto", dijo entonces, mientras justificaba su pasado por tener "20 años".

Isabel parece seguir sus pasos en la veintena. Forma parte del falangista Sindicato Español Universitario (SEU) de la Universidad Complutense de Madrid, donde estudia Antropología y Filosofía, según deja constancia en su perfil de LinkedIn.

"Selección natural"

En otro registro, de la publicación falangista La Conquista del Estado del 13 de diciembre de 2020, Medina Peralta firma un discurso que pronunció en una manifestación contra la inmigración en Canarias. En el texto, la joven dice que vivió unos meses en Lanzarote, donde Noelia Peralta Ayala -presumiblemente, su madre-, dirige una escuela budista.

En aquel discurso, la joven también dice que estudió el bachillerato en un instituto de la isla, donde "tenía unos 25 compañeros, de los cuales, 13 eran españoles".

"¿El resto? Procedían del norte africano principalmente, además de algún rumano e hijo de alemanes. Y esto era en mi curso, segundo de Bachillerato, donde la selección natural de Darwin filtra el perfil del alumno, ya que, bien por necesidad de trabajar prematuramente, bien por priorización de playa y porros, daba con una cifra de inmigrantes más baja que en cursos inferiores. Salir al patio era un tour internacional. Colombianos, peruanos, venezolanos, hispanos todos, comiendo enchiladas y arepas a media mañana, árabes, magrebíes, vestidas con pañuelos que tapaban sus rostros, pioneras en el tema de las mascarillas, compartían espacio con niñas rubitas de ojos azules", continúa.

Isabel Medina durante el acto el el cementerio de la Almudena (Madrid) el pasado 13 de febrero EFE

El pasado 9 de febrero, Medina Peralta anunció en Twitter el relanzamiento de la Sección Nacional Femenina de la Falange. "Quiero anunciar el lanzamiento de la Sección Nacional Femenina. Espero contar con la ayuda de muchas mujeres y hombres que, fieles a su sangre española y europea, quieren plantar cara a la decadencia de nuestra civilización. Sin pactos ni mediaciones", dijo.

A pesar de la polémica que han generado sus palabras contra los judíos, no ha cerrado su perfil, con más de 3.300 seguidores. Este sigue abierto con un mensaje fijo junto a otro vídeo de su sonada intervención del sábado en Madrid. En su historial de tuits se define abiertamente como "fascista" y señala al "sionista", mientras que define la homosexualidad como una "enfermedad" o arremete contra Vox por ser una formación de "capitalistas, demócratas y constitucionales".

Medina Peralta mantiene también su cuenta en la red social de influencers de moda 21 buttons, donde aparece en varias fotos posando. "La moda pasa de moda, el estilo jamás. Clásico", dice su descripción. Sin embargo, ha borrado su perfil de Instagram, horas después de que se la vinculase al discurso del sábado.

Investigación en curso

Ahora, la Sección de Delitos de Odio de la Fiscalía de Madrid ha abierto diligencias para investigar lo sucedido, según ha informado La Sexta. Este lunes, la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) requirió a la Fiscalía que actuase ante las "graves acusaciones" proferidas por Medina Peralta durante el acto del sábado.

Otros colectivos que persiguen el antisemitismo como Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM), han anunciado el inicio de acciones legales contra Medina Peralta a raíz del discurso. Por último, la Delegación del Gobierno en Madrid -que autoriza el acto desde hace años-, también ha ordenado a la Policía Nacional que esclarezca los hechos.

El acto del sábado, convocado por Juventud Patriota y bajo la pancarta "Honor y gloria a los caídos", se desarrolló sin incidentes, según la propia Delegación del Gobierno. Sin embargo, las declaraciones de Medina Peralta han encendido la mecha de las reacciones. En redes sociales, numerosos mensajes de indignación criticaban que en España se encarcele al rapero Pablo Hasél mientras se permite impunemente el discurso antijudío de Medina Peralta.