“Entramos en la institución para devolvérsela a la gente.
La esperanza, necesaria en el presente.
Somos clase valiente, gente trabajadora.
Somos diversidad y mezcla,
rumba atronadora”.

Podrían pasar por ser los primeros versos de un tema cualquiera de algún rapero de moda. Pero los canta la alcaldesa de Barcelona. Es su cuestionable apuesta para pedir el voto de cara a las próximas elecciones. Ada Colau vuelve a hacer una incursión en el mundo de la música con motivos laborales. No es la primera vez. El micro para dar el cante no le es ajeno a 'MC Colau', que ya tiene ciertas tablas delante de las cámaras, más allá de su faceta como política. Fue actriz en una serie, cantó rumbas y ahora se prueba con el hip-hop. Que tiemblen Rosalía, Tangana y compañía.

El último spot de los comunes en Cataluña no ha dejado indiferente a nadie. Ada Colau se rodea de la candidata Jessica Albiach y de la cantante (esta sí, rapera de pleno derecho y no de forma circunstancial) Miss Raisa. Entre todas se marcan un rap de cara a la cita electoral del próximo 14F, con la intención de convencer a los votantes.

No es la primera en hacerlo dentro del seno de Podemos y sus marcas blancas. El primero fue Juan Carlos Monedero, que se ha prodigado bastante en esta suerte, pero ha obtenido más memes que reproducciones. Letras contra el Rey o contra Villarejo que no surtieron el efecto deseado en las redes. “Haces el rídículo” o “Das vergüenza” fueron las respuestas más repetidas.

Pero eso no ha amedrentado a la alcaldesa de Barcelona, que siempre tuvo cierta querencia por las cámaras. Bastante antes incluso de empezar a hacerse popular como portavoz de la PAH. La primera intervención televisiva que se le recuerda a Ada Colau tuvo lugar en la serie “Dos más una” que emitía Antena 3. La alcaldesa de Barcelona trabajó en 2001 como actriz en esa serie de humor en la que interpretaba un papel en un sketch hablando con una hermana ficticia.

El run run

Entrando de lleno en el plano musical, su primer ‘hit’ fue casi un accidente. Era una rumba llamada “El run run” que se popularizó tras su victoria en las municipales de 2015. Casi un accidente porque ella en realidad no cantaba nada. Se puso delante de un micro, soltó un discurso y la tecnologçia hizo el resto. El músico Iván Lagarto (habitual colaborador de Berto Romero en sus actuaciones en vivo y del programa de La Sexta ‘El Intermedio’) pasó sus palabras por el Autotune, que es un programa que modifica las notas de la voz, convirtiendo una frase en una canción.

Lagarto, que es productor musical, de aquel ‘speech’ una pegadiza rumba. La letra era muy similar a la que acaba de estrenar. Al menos transitaba por la misma temática.

"¿Oís el run run? El run run en las calles, el run run en las plazas, el run run en los bares. El run run es defender el bien común. La gente sencilla, la gente común, la gente honrada tenemos el poder"

Curiosamente, aquel ‘run run’ (que ni siquiera compuso ella) fue su mejor canción. O, al menos, la que mejores críticas cosechó entre la opinión pública. Iván Lagarto había creado con anterioridad un tema similar, cogiendo como base un discurso inaugural de las Fallas a cargo de Rita Barberà. Se titulaba ‘El Caloret’ y se convirtió de inmediato en un éxito. Casi igual que ‘El run run’ de la alcaldesa.


De rumba y rap

El siguiente ‘temazo’ de la Colau se gestó hace dos años, en el arranque de otra campaña electoral. Porque Colau es ver unas urnas de fondo y enseguida se pone a aclararse la garganta. En aquella ocasión, la canción interpretada fue otra rumba: Barcelona tiene el poder, de Peret. Ese tema, sin embargo, quedó diluido porque no lo cantó en solitario. Fue una interpretación coral en el entorno de un mitin y pasó con más pena que gloria.

Pero el auténtico pelotazo acaba de salir. Ha visto la luz esta semana. La canción se llama 'Hacemos posible lo imposible', y la letra es prima hermana de aquel ‘run run’ que le apañó Iván Lagarto. Esta vez la cosa ha ido en serio: tanto la alcaldesa, como la candidata Albiach, como la cantante Miss Raisa se han metido en un estudio de grabación. El secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, y la diputada de los morados en el Congreso Aina Vidal también aparecen en el vídeo, así como otros miembros de la candidatura. La idea, al meterse en un estudio, era ofrecer un producto de calidad.

Y aunque esa era su intención, el resultado deja bastante que desear. Se trata de una sucesión de rimas facilonas; una canción bastante alejada de los parámetros del rap actual. Se parece más al rap de El Hormiguero que de vez en cuando canta Pablo Motos con sus colaboradores. Pero en catalán. Un ‘quiero y no puedo’.

La letra

La letra, no obstante, es toda una declaración de intenciones. Empezando por el principio: la letra arranca con una frase lapidaria de la alcaldesa: “No olvidemos nunca quién somos. Tenemos más poder del que nos han hecho creer”. Ni que lo diga, alcaldesa.

Prosigue de inmediato gritando “Aquí los comunes con Miss Raisa”, y ahí se arranca a cantar:

“Nacimos en las plazas parando desahucios.
Sabemos de dónde venimos y adónde vamos.
Entramos en la institución para devolvérsela a la gente.
La esperanza, necesaria en el presente.
Somos clase valiente, gente trabajadora.
Somos diversidad y mezcla,
rumba atronadora.
Hay quien quiere especular con nuestras vidas.
No nos dejaremos pisar,
nos encontrarán unidas.
Libertad, fraternidad, igualdad y rebeldía.
Es nuestro compromiso con la ciudadanía.
Luchamos por el planeta, luchamos cada día.
Por nuestra gente mayor, por un futuro digno”.

Es entonces cuando retoma la frase de inicio con la que arranca el estribillo:

“Tenemos más poder del que nos han hecho creer.
En Comú Podem hacer posible lo imposible.
Nunca nos resignaremos, el futuro está por escribir.
Seguiremos luchando por un mundo más justo donde vivir”.

Y así se suceden rimas hasta el final de la canción, mientras Pisarello, totalmente desubicado, mueve las manos tratando de imitar a un rapero de la Costa Oeste. Ungrupo de personas baila de fondo con mascarillas puestas. Todo ello, salpicado con imágenes de mítines de Ada Colau, queda recogido en el vídeo de campaña que acaban de publicar esta misma semana. El videoclip cierra con la imagen de María Salvo, una luchadora antifranquista que murió en 2020.

Pisarello trata de imitar a un rapero con el movimiento de sus manos ECP

No parece que el rap de la Colau vaya a arrancar un gran número de votos. De hecho, las críticas en redes han sido inmediatas. Incluso de votantes de su propio partido. Este tipo de iniciativas, como las de Monedero, suenan mejor en la cabeza del que las piensa que en su resultado final. Y suelen provocar más mofa que admiración. Así lo cuentan en redes. No obstante, las urnas decidirán.