La pandemia de la Covid-19 ha provocado estragos en la población de todo el mundo. Todas las personas han sufrido al coronavirus de una u otra forma: algunas tienen familiares cercanos fallecidos, otras han padecido la enfermedad o se han quedado sin trabajo por el hundimiento de la economía... de todo. Pero, hay un sector de la sociedad que ha sufrido la enfermedad en primera línea de batalla: los sanitarios. Y, tras meses de trabajo incansable, los médicos, enfermeros, auxiliares ya están en altos niveles de agotamiento físico y psicológico

Noticias relacionadas

De ahí que Kathryn, una enfermera estadounidense, haya querido compartir esta dramática situación a través de un tuit en el que ha publicado dos fotos: una antes de la pandemia y otra tras ocho meses de lucha contra la Covid-19. Las fotos son un claro ejemplo del antes y el después que puede sufrir cada sanitario en el mundo, pues trabajar bajo mínimos durante tantos meses ha podido provocar que muchos de ellos hayan desarrollado cuadros de depresión, ansiedad, estrés, etc.

En el caso de Kathryn, en la primera imagen publicada, la enfermera está feliz y tranquila. De hecho, se acababa de graduar en abril de 2019 de la carrera de Enfermería. No hay cansancio, ni estrés, ni ansiedad en su mirada. Y, además, sonríe. Apenas iba a empezar una profesión que, en aquel momento, no pensaba que le iba a llevar a lidiar con una pandemia junto a sus compañeros sanitarios.

La segunda foto es diferente. Muy diferente. Sus ojos irritados y tristes reflejan el profundo cansancio que sufre la sanitaria. Está más delgada y, además, su piel se ha deteriorado y está llena de las marcas de las mascarillas y demás elementos que componenen el EPI tras tenerlos que llevar puestos durante horas y horas. Concretamente, 12 horas, según ha publicado la propia sanitaria.

"Me encanta ser enfermera"

Pero el sufrimiento diario de esta enfermera, como el de tantos otros sanitarios, queda siempre en segundo plano, ya que dan lo mejor de sí para poder seguir salvando todas las vidas posibles de las garras del Sars-CoV-2. "Me encanta ser enfermera y, aunque nunca pensé que comenzaría a serlo en mitad de una pandemia muy politizada, en la vida te toca lo que te toca e incluso en una pandemia. No hay nada que querría hacer más. Cuidar de los más enfermos es un honor y aprecio a todos mis pacientes", asevera Kathryn en Twitter, demostrando el compromiso que tienen los sanitarios para frenar a la Covid-19.

Pese a ello, la enfermera es humana y el dolor y la muerte que ha provocado el coronavirus en el día a día de esta sanitaria también le ha trastocado psicológicamente: "Es devastador ver a la gente morir cuando estas muertes eran evitables e, incluso, es más devastador verles morir de la misma manera, un día tras otro tras otro. Es devastador que el sentido común y la decencia se hayan politizado".

La enfermera Kathryn, en otra imagen compartida en su Twitter, tras una jornada laboral. Twitter

"La Covid es una enfermedad brutal, y no se la desearía ni al peor de mis peores enemigos. Por favor, entended que no solo os estáis protegiendo a vosotros, sino a toda la gente a vuestro alrededor", añade la sanitaria en su hilo. Este es otro ejemplo más del agotamiento de los sanitarios que, día a día, trabajan por curar una enfermerdad que sólo en España ya ha dejado —oficialemente— 1.605.066 contagiados y 44.037 muertos, según las cifras al cierre de este artículo.

Respuesta viral 

Ante este curioso tuit de la enfermera Kathryn, cuyo fin es el de concienciar el sufrimiento que padecen los sanitarios, otros se han sumado a la denuncia. La joven ha recibido la respuesta de otros muchas personas que trabajan en hospitales que también ponen cara a cómo era el antes en la vida de los centros sanitarios y cómo es el después; el ahora.