Los altercados producidos tras las concentraciones de negacionistas este viernes en diferentes puntos de la geografía española han dejado una estela de violencia y saqueo especial en la ciudad de Barcelona. En la capital catalana hasta dos tiendas de ropa y calzado deportivo, pertenecientes a las cadenas Decathlon y Foot Locker, fueron desvalijadas. Concretamente, los del barrio del Born barcelonés.

Noticias relacionadas

Los disturbios, que se saldaron con 14 detenidos -2 de ellos menores- por los Mossos d'Esquadra y una veintena de heridos entre las fuerzas de seguridad, finalizaron con más actos vandálicos, como este desvalijamiento, en el que los delincuentes se llevaron bicicletas y patinetes eléctricos, principalmente, tras conseguir derribar el cristal de una de las puertas de acceso al establecimiento.

Un vídeo, grabado por un vecino, da buena cuenta de ello y no para de viralizarse en redes sociales.Según diversos mensajes, parece que varios de los trofeos obtenidos han acabado en aplicaciones de venta de segunda mano.

En las imágenes se observa con total claridad cómo uno de la decena de ladrones que entran en la tienda sale con una bicicleta de color fluorescente, entre el verde y el amarillo. Es un modelo muy similar al que se vende en el presunto anuncio de Wallapop.

"Bici modelo rockrider st 100 sport trail nueva usada una vez, la vendo porque me he comprado una mejor", reza el texto que acompaña. Fue publicado el 30 de octubre.

La supuesta oferta, publicada por un usuario de nombre Hussain, ya no está en la app, tal y como ha podido comprobar EL ESPAÑOL. Los Mossos han abierto una investigación al respecto para dirimir si, efectivamente, es la bicicleta sustraída.

¿Quiénes son los ladrones?

Poco se sabe sobre la identidad de los vándalos por el momento. El director de los Mossos señaló, en una entrevista posterior a los disturbios, a "grupos de extrema derecha". Agentes policiales han detenido este sábado a un hombre que participó en el asalto de la tienda Decathlon y se llevó una bicicleta. 

En la misma línea se mostró el líder de Vox en Cataluña y diputado en el Congreso, Ignacio Garriga. "Los llaman 'negacionistas'. Son trabajadores en el paro, padres sin nómina para alimentar a sus hijos, autónomos que no tienen trabajo y que hoy han visto su cuota aumentada. Españoles corrientes de Barcelona, hasta las narices de ser encarcelados y condenados a la miseria", escribió en su perfil de Twitter en la tarde del viernes.

Disturbios en Barcelona contra las restricciones del Govern. Efe

Las críticas a este mensaje de Garriga han hecho que el diputado de Vox tuviera que matizar sus afirmaciones, aunque ha seguido defendiendo las manifestaciones, vinculadas al entorno de la extrema derecha según la polícia catalana.

"Hay infiltrados violentos, que han enmascarado la protesta, pero la realidad es que han salido muchos trabajadores y autónomos, cansados de ser encerrados y que la única solución del Gobierno y del Govern sea miseria y ruina", ha afirmado en un mensaje. "No quieren la falsa dicotomía que les plantea el Gobierno de negligentes e ineptos: salud o economía. No salvan ni una ni otra", ha escrito en otro.

Además, ha señalado a los "inmigrantes ilegales" y "MENAS" como los culpables de al violencia y los saqueos a comercios posteriores a la protesta que se sucedieron en algunas zonas de Barcelona.