Santiago Abascal ha desbancado a Pablo Iglesias. No por la moción de censura que se celebra en el Congreso estos días y que, salvo sorpresa mayúscula, quedará en nada, sino que le ha ganado a golpe de talonario. El líder de Vox se ha mudado a una vivienda de Madrid cuyo precio ronda el millón de euros, una cifra mucho más elevada que los 600.000 euros que le costó al de Podemos su famoso chalé de Galapagar que tanto revuelo ha generado.

Noticias relacionadas

EL ESPAÑOL ha obtenido en exclusiva las imágenes de la nueva vivienda de Santiago Abascal y su mujer, Lidia Bedman, cuya compra se formalizó el pasado 23 de julio, seis días antes de registrar la actual moción de censura. En ellas se puede ver que la nueva casa del pletórico líder de Vox se trata de una auténtica vivienda de lujo ubicada en el barrio madrileño Pinar del Rey. Con una superficie total de 284 metros cuadrados y 185 construidos en dos plantas, está repleta de amplios espacios diáfanos. Tiene cinco habitaciones, un garaje de 32 metros y un jardín de 100 metros cuadrados.

Según adelantó el diario infoLibre, para la compra Santiago Abascal y su pareja han firmado una hipoteca de 736.000 euros a devolver en 30 años. A pesar de que tanto la adquisición como la hipoteca deberían figurar en la Declaración de Bienes y Rentas que el líder de Vox tiene que presentar al Congreso de los Diputados cada vez que se modifique su patrimonio, Abascal no lo ha hecho. Con ello, incumple la norma de la Cámara Baja. El portavoz de su formación, Iván Espinosa de los Monteros, ha dicho que informará al Congreso “cuando le parezca bien”.

Exterior de la vivienda de Santiago Abascal. EL ESPAÑOL

Este diario ha podido comprobar que Abascal ya se ha mudado a su nueva vivienda. La bandera de España que ondea y las cámaras de videovigilancia -algo habitual en cada una de sus viviendas- dan cuenta de ello. La nueva casa se encuentra a escasos 10 minutos caminando de su antigua residencia en Hortaleza. A pesar de esa corta distancia, Abascal ha ascendido en sus aspiraciones: antes vivía en un piso, ahora lo hace en un auténtico chalé de lujo, y en 2010 fue desahuciado de su casa.

La noticia de la nueva vivienda de Abascal ya ha tenido eco entre la clase política. El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha tuiteado este miércoles que “como alguien se ponga a leer la lista de los 200.000 aún en cunetas estamos aquí hasta que Abascal pague el 1.000.000€ de hipoteca”. Contestaba así a la iniciativa del líder de Vox que, durante la moción de censura, se ha puesto a decir el nombre de todos los asesinados por ETA, uno a uno, copiando el efectista final de la película El juicio de los 7 de Chicago.

1.050.000 euros

Las imágenes de la casa muestran una vivienda a la que la mayoría de los españoles no pueden ni aspirar. En la habitación principal hay hasta seis armarios y cabe un sofá, además de otros muebles. Cerca del comedor hay un enorme despacho sin puertas y con un amplio ventanal que da al jardín, de vallas elevadas para que nadie vea lo que hay dentro. Además de un salón principal, con zonas diferenciadas, hay otras salas que sirven como cuatro -amplio- de televisión.

Hasta el exterior tiene dos plantas. Una baja, decorada con una amplia enredadera, sirve como terraza de reunión también con dos zonas diferenciadas -una de ellas bajo un toldo y otra al sol-. La vivienda tiene otra planta exterior que es una especie de solario. De hecho, en la imagen de Google Maps tiene dos tumbonas extendidas. Ambas terrazas están conectadas entre sí por el exterior y son accesibles desde el interior de la vivienda.

Un amplio despacho en la zona conectada con el comedor. EL ESPAÑOL

Construida en 1970, esta vivienda ha sido anunciada en diversos portales de venta y alquiler como un auténtico chalé de lujo en pleno núcleo de la capital española, aunque todos los anuncios están en la actualidad eliminados ya que se ha formalizado la venta. En el portal Idealista, además, figura que la vivienda se vendía en 2019 por un precio medio de 1.050.000 euros, lo que evidencia que se trata de una compra millonaria.

Otro de los detalles que acercan el precio al millón es la hipoteca. Las hipotecas suelen representar en torno al 75 y el 80% del valor total de un inmueble, lo que también rondaría el millón. Hay un dato llamativo, y es la rareza de que el crédito esté concedido a 30 años. No suele ser habitual este tipo de concesiones a menos que alguien sea funcionario y los analistas de riesgo concluyan en que tendrá ingresos fijos durante mucho tiempo.

Esto es reseñable en el caso de Abascal, ya que su vida política puede durar un tiempo muy variable y está sujeto a muchos condicionantes, a priori, difíciles de adelantar por parte de los expertos que le conceden la hipoteca. Lo mismo pasa con su mujer, Lidia Bedman, cuya profesión es la de influencer.

Según la nota simple del Registro de la Propiedad, a la que ha accedido EL ESPAÑOL, esta nueva vivienda es propiedad de ambos. Sin embargo, él es titular del 40% mientras que ella lo es del 60% restante. Ese 20% de 'excedente' de Bedman -con respecto a su marido- es de carácter privativo. Lo más probable es que Bedman asumiese el pago de la cantidad que no cubriese la hipoteca, que suele ser un 20% del valor total de la vivienda. Tal y como apuntó infoLibre, ese dinero que pagó la mujer de Abascal de más puede provenir de una herencia o de algún tipo de donativo.

El jardín de 100 metros cuadrados rodea toda la casa. EL ESPAÑOL

El paralelismo con el chalé de Pablo Iglesias en Galapagar es inevitable. La casa del líder de Podemos es bastante más grande, con una parcela de más de 2.000 metros cuadrados y 268 construidos, pero el de Abascal es mucho más caro. A Iglesias le costó 600.000 euros y su hipoteca fue de más de 500.000. La diferencia de precio radica en que el de Abascal está en Madrid, mientras que el del líder de Podemos está en la absoluta periferia. El de Iglesias, además, cuenta con piscina y con casa de invitados, algo de lo que el de Abascal carece. A su favor, habría que mencionar que el del líder de Vox está mucho más nuevo y más cuidado. Parece recién reformado.

Adiós al desahucio

Con esta nueva compra, Santiago Abascal dice adiós a su antiguo tren de vida, mucho más modesto y acorde a la clase media a la que pertenecía. En 2004, cuando aún vivía haciendo política en País Vasco, el actual líder de Vox se compró un chalé en el concejo alavés de Murguía, en la localidad de Zuya. Lo hizo con su mujer de entonces, Ana Belén Sánchez Cenador, que solía presentarse con él en las listas electorales del PP vasco.

El amplio salón de la primera planta. EL ESPAÑOL

Tres años después de esa compra, en el año 2007, la pareja abrió un bar en Álava bajo el nombre Heineken Urban Concept. Si bien al principio el negocio parecía funcionar, en 2009 registró unas pérdidas de 132.291 euros y cerró en 2010. Santiago Abascal y su mujer habían puesto la casa de aval del negocio y se la acabó quedando el banco.

Este episodio ha sido explotado por él en numerosos actos políticos. Aunque nunca se prodigaba sobre ello, porque representa para él su episodio más negro, solía venderse como una persona de clase media que conocía lo que afectaba a los ciudadanos comunes. Ahora, desde una casa de un millón de euros, ese discurso se complica. Aunque, quién sabe, a Pablo Iglesias su lujoso chalé no le espantó de ninguna de sus aspiraciones, a pesar de que estuvo a punto de costarle el puesto.