Los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Urbana de Barcelona han detenido a 51 personas en un macrodispositivo para desarticular varios entramados criminales que controlaban la venta y distribución de cocaína y heroína en el barrio del Raval de la capital catalana. En la operación han participado cerca de 1.000 agentes.

Según el primer balance provisional del operativo, denominado Coliseo, los que han intervenido en el dispositivo han practicado unas 40 entradas y registros en pisos utilizados como puntos de venta y almacenaje de las drogas, principalmente heroína y cocaína, en los que se han intervenido casi 5 kilos de sustancias estupefacientes y 60.000 euros en efectivo.

La operación, que también se ha extendido a las poblaciones barcelonesas de Cornellà del Llobregat, Badalona y El Prat, supone a la práctica la continuación del amplio dispositivo policial del pasado año, denominado entonces Suricat, contra la venta de droga en la Ciudad Condal.

En aquella ocasión, en junio de 2019, los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Urbana de Barcelona detuvieron a unas 50 personas, entre ellos varios lateros, que se había especializado en la venta de drogas de todo tipo en el Raval aprovechando el vacío tras el golpe contra los narcopisos en la operación Bacart de octubre de 2018.

Tras la explotación de la operación Suricat varios grupos intentaron reubicarse en la venta de drogas en Ciutat Vella, no solo en narcopisos, sino también directamente en la calle, por lo que ahora se ha actuado contra ellos para intentar evitar que se establezcan definitivamente, según las fuentes de la investigación consultadas por Efe.

Algunos de los principales sospechosos en esta operación policial conjunta de este miércoles, en una investigación que sigue abierta y bajo el secreto del sumario, son de origen pakistaní, rumano y nigeriano, según las fuentes. Desde enero de este año, los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona ya habían desmantelado un total de 47 narcopisos o puntos de venta de droga en Ciutat Vella.