Mario Zumaquero circulaba por la A-7 a su paso por Estepona (Málaga) cuando un coche le atropelló y le mató. La conductora se dio a la fuga e incluso circuló con la bicicleta de la víctima incrustada en el parabrisas. A las pocas horas la Guardia Civil detuvo a la mujer. 

Noticias relacionadas

El servicio de Emergencias informó el domingo de que el siniestro se produjo a las 6 de la mañana en el kilómetro 167 de la citada carretera y que otros conductores dieron el aviso. A su llegada al lugar del siniestro, los sanitarios solo pudieron confirmar el fallecimiento del ciclista de 44 años. 

La Guardia Civil se hizo cargo de la investigación y a última hora de la tarde localizaron el coche que provocó el atropello y, por ende, a la persona propietaria. Los agentes procedieron a interrogar a la presunta homicida. La mujer está siendo investigada pero aún está por confirmar si era ella quien se encontraba al volante del vehículo.

La bicicleta de la víctima fue hallada a dos kilómetros del lugar del impacto, lo que indica que el coche la llevó incrustada esa distancia hasta que el conductor paró y la tiró a la cuneta. 

Muchos vecinos lamentaron la muerte de Mario Zumaquero, que era muy querido en Ojén, su localidad natal. José Antonio Gómez, el alcalde del pueblo, puso un mensaje de recuerdo al fallecido en redes sociales: "Hoy es un día triste para Ojén y para el deporte. Han atropellado a nuestro amigo Mario Zumaquero y se han dado a la fuga. Mario ha fallecido. Espero que encuentren a los culpables. MARIO D.E.P. Mis condolencias a la familia".

Por su parte, el Club Infinity de Marbella, pidió la colaboración ciudadana para aclarar las circunstancias del fatal accidente. También dio "el pésame a la familia, amigos y compañeros de deporte, que era su pasión".

El hecho de que el atropello se diera en una autopista donde no está permitido que circulen las bicicletas ha generado algo de polémica en varios foros. En cualquier caso, más grave es el delito de atropellar a una persona y darse a la fuga.