Allá por 2014 o 2015, el traficante de hachís Miguel ‘el Chulo’ “empezó a repartir su piruleta”, explican fuentes de la Guardia Civil. El narco era propietario de una enorme extensión de tierras en El Zabal, una zona de uso agrícola a las afueras de La Línea de la Concepción (Cádiz) donde está prohibido construir. Aunque eso qué más da, pensó él. A vista de pájaro, aquella finca rústica tenía forma de ese caramelo con forma de corazón que se chupa. Por aquel tiempo, ‘el Chulo’ tuvo una idea: parcelar los terrenos en divisiones más pequeñas y traerse como vecinos a otros traficantes de su pueblo.  

Poco a poco, en la finca ‘la Piruleta’, como así se conoce entre algunos guardias civiles, se fueron instalando junto a sus familias Kiko ‘el Fuerte’; Darren -hijo de Francisco Tejón, uno de los dos hermanos del clan de ‘los Castañas’; José Antonio Cortés Merino, el exfutbolista de Segunda B que lidera la banda de ‘los Futbolistas’; el gibraltareño Gareth Mauro, o Jesús ‘el Pantoja’. Imaginen una reunión de vecinos en la que, como primer orden del día, figura cuánto les van a cobrar a los productores marroquíes de hachís por traerles su mierda a la Península.

Allí, casa con casa, los narcos campogibraltareños crearon su propio Sotogrande, la urbanización de la jet set en el sur de España. Aunque algunas viviendas tienen su propio acceso desde la calle, los narcos mandaron instalar un portón principal para acceder a su particular fortificación. Dentro, rodeados de lujo y altas medidas de seguridad, organizaban desde fiestas privadas a barbacoas nocturnas donde se debatía el futuro -al menos el que ellos soñaban- del negocio del hachís.

Localización de 'VillaNarco'

Pero este lunes, 450 agentes de la Guardia Civil se desplegaron en ‘villanarco’ e irrumpieron a la fuerza en 19 chalets de lujo. Durante el día se produjeron cerca de 40 detenciones. La causa se encuentra bajo secreto de sumario. El Juzgado de Instrucción número 1 de La Línea autorizó el macrooperativo, impulsado por la Fiscalía Antidroga de Algeciras. 

Los agentes se incautaron de más de 300.000 euros en efectivo, numerosos vehículos de alta gama, documentación bancaria, armas -al menos una era larga-, joyas y lanchas para transportar la mercancía.

La mayoría de las propiedades estaban puestas a nombres de terceras personas, como padres o parejas de los narcotraficantes. “Se trata del mayor golpe al blanqueo de capitales procedentes del tráfico de drogas realizado en el Campo de Gibraltar”, explica una alta fuente de la Guardia Civil experta en la lucha contra el narco.

Los agentes se incautaron de más de 300.000 euros en efectivo

La operación es uno de los últimos pasos necesarios para cerrar operativos iniciados anteriormente, los cuales se saldaron con la detención de los propios traficantes. Ahora era cuestión de tocarles el bolsillo, no sólo de llevarlos entre rejas.

El último en caer fue la semana pasada. Se trata de Jesús ‘el Pantoja’, heredero del imperio de Abdellah El Haj, alias ‘el Messi del hachís’, y que ahora, con 'los Castañas' en prisión y 'Messi' fugado en Marruecos, se había convertido en el rey de los traficantes gaditanos. Otros, como Kiko ‘el Fuerte’ o el gibraltareño Gareth Mauro, jefe del ‘clan de los Mauro’, también se encuentran fugados en el país norteafricano a causa de la extenuante presión a los que les somete la justicia.  

La mayoría de los detenidos este lunes son testaferros de los citados narcos: mujeres, hijos, padres… Si los traficantes no están huidos, se encuentran en prisión o en libertad pero con causas pendientes de juicio. Es el caso de José Antonio Cortés Merino, de ‘los Futbolistas’, al que detuvieron hace año y medio y al que le hicieron una fiesta cuando pagó una fianza para volver a la calle. 

“No se dan cuenta de que ellos mismos hacen daño a la gente que quieren. Creen que nunca vamos a ir a por sus bienes, pero sí. Y cuando vamos, los que salen mal parados son sus familiares”, explica la citada fuente. 

Cada residencia de la finca 'la Piruleta' tiene su propia extensión. La urbanización está amurallada en algunos de las partes de su sinuoso perímetro. Algunos chalets tienen puertas blindadas y cámaras de videovigilancia. La mayoría dispone de piscinas y jacuzzis. En los baños hay elementos decorativos de oro.

Aunque El Zabal es una zona de chalets ilegales y caminos sin asfaltar, los inquilinos de 'Villanarco' mandaron adecentar los carriles de acceso a unas mansiones que ahora podrían perder. 

Jesús 'el Pantoja' tiene una chalet en el recinto conocido como 'Villanarco'. Se le detuvo la semana pasada. EE

Los agentes participantes pertenecen a la Comandancia de Algeciras y a otras unidades especializadas como el Centro de Concentración contra el Narcotráfico (CCON Sur), el Órgano de Coordinación contra el Narcotráfico (OCON) -ambas se están demostrando muy efectivas en la lucha contra el tráfico de hachís en el sur de España- el Grupo de Acción Rápida (GAR), la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS), el Servicio Aéreo y el Servicio Marítimo.