Hay fenómenos que, durante épocas de crisis, se repiten inevitablemente. En el supermercado, por ejemplo, la tendencia es comprar productos de marca blanca; en el estanco, a menudo, se opta por el tabaco de liar sobre el empaquetado; y en los concesionarios, en fin, se busca la 'ganga', el coche barato y, a ser posible, de calidad. O eso es, al menos, lo que refleja la lista de los 10 turismos más vendidos durante el mes de mayo, con el Dacia Sandero en la pole position (1.570 unidades) y el Renault Clio (1.140) al acecho.

Noticias relacionadas

En la clasificación les siguen: el Audi A 1; el Fiat 500; el Seat Leon; los Peugeot 308, 3008 y 2008; y los Volkswagen Golf y Tiguan. Coches ‘low cost’ dentro de su gama que contrastan directamente con la situación económica del país y del sector del automóvil.

Mayo ha sido, siguiendo la estela de abril –con 4.163 vehículos entregados–, un mes negro para los concesionarios: ha registrado la segunda peor cifra en la serie histórica de matriculaciones con tan solo 34.337 unidades vendidas, un 72,7% menos que en el mismo periodo del año anterior. O lo que es lo mismo, no se adquirían menos automóviles desde septiembre de 2012, cuando se dispensaron 35.148 turismos.

Más vendidos en mayo Unidades
Dacia Sandero  1.570
Renault Clio 1.140
Audi A1  995
Fiat 500  815
Seat León  790
Peugeot 308 711
Peugeot 3008 695
Volkswagen Golf  610
Volkswagen Tiguan 599
Peugeot 2008 599



Con un cambio de tendencia claro a la hora de elegir qué coche comprar, el consumidor se ha olvidado de los combustibles fósiles y ha optado, directamente, por el que mejor calidad-precio le han ofrecido en el concesionario. Por eso, el Dacia Sandero, que entre enero y mayo aparecía cuarto en la clasificación de los más vendidos, se ha colocado en primera posición sustituyendo al Seat León, caído en desgracia hasta la sexta; y el Nissan Qashqai, tercero en discordia, ha desaparecido de la lista de los 10 más vendidos.

“Todavía no se puede hablar de una tendencia clara. Habrá que esperar entre tres y cuatro meses para ver si las preferencias siguen siendo las mismas. En 2008, durante la crisis, el Dacia Sandero fue el más vendido en largos periodos de tiempo y ahora ha vuelto a la primera posición. No obstante, ya digo, es pronto. En mayo los concesionarios abrieron el día 11”, explican desde Faconauto, patronal de las asociaciones de concesionarios, a EL ESPAÑOL.

Más vendidos entre enero y mayo Unidades
Seat León 7.240 
Nissan Qashqai 6.404
Dacia Sandero  6.360
Seat Ateca  5.360
Renault Clio 5.358
Seat Arona  5.169
Toyota Crolla 5.103
Opel Corsa 4.920
Peugeot 3008 4.686
Peugeot 208 4.676



La realidad, en este momento, es diferente. Por un lado, porque los concesionarios, según la patronal, “siguen ofreciendo la misma financiación que antes del 14 de marzo” –es decir, todavía se puede optar a cualquier coche cumpliendo unos mínimos. Y, por otro lado, porque la tendencia, creen, va a ir más por adquirir “coches usados, o seminuevos de cero a tres o cinco años”, prosiguen desde Faconauto.

Coches desde 7.700€

El Dacia Sandero, claramente, es la estrella en tiempos de crisis. ¿El motivo? Sus prestaciones y, sobre todo, su precio: se puede adquirir por 7.700 euros, es el más barato de la lista de los 10 más vendidos durante el mes de mayo. Por precio, a la hora de comprar, le seguirían: el Renault Clio, segundo más vendido (10.277 euros); y el Fiat 500 (15.650€), cuarto en discordia. Las otras seis ‘gangas’ de este mayo han sido: el Audi A1 (21.204€), el Seat Leon (26.490€), los Peugeot 2008 (21.200€), 308 (23.700€) y 3008 (28.550€); y los Volkswagen Golf (23.402€) y Tiguan (28.934€).

Más baratos entre los más vendidos Precio
Dacia Sandero  7.700€
Renault Clio 10.277€
Fiat 500  15.650€
Audi A1  21.204€
Seat León  26.490€
Peugeot 2008 21,200€
Peugeot 308 23.700€
Volkswagen Golf  23.402€
Peugeot 2008 28.550€
Volkswagen Tiguan 28.934€

¿La razón de este cambio de tendencia? El precio. “Estamos notando los efectos del coronavirus. La gente viene a comprar coches de kilómetro 0, de oportunidad… Por ejemplo, nosotros, en los Ford que vendemos, hemos sacado el Fiesta edición limitada y lo hemos rebajado 2.000 euros. Antes de la pandemia estaba en 14.000 y ahora en 12.000”, explica Heladio Martín, dueño del concesionario Ibermóvil Motor, en Puertollano (Ciudad Real).

Él, en Puertollano, ha recibido, desde su reapertura, tan solo a cuatro clientes. Pues bien, todos han apostado por comprar o preguntar por un coche barato. “Pedían automóviles de menos de 3.000 euros, y también hemos tenido consultas relacionadas con el Ford Fiesta y el Puma, pero la situación pinta muy complicada”, precisa Heladio, con su concesionario situado en una comarca que, antes de la pandemia, se encontraba recuperándose todavía de los efectos de la crisis de 2008.

Dacia Sandero, el más vendido en mayo.

Evitar la crisis

El sector, para hacer frente a esta tendencia y reactivar la demanda, ha pedido “estímulos” para que se reactive la demanda. “Necesitamos recuperar el dinamismo previo a la crisis. Además de medidas a corto plazo, hace falta un compromiso-país y una estrategia a largo plazo, que ahora impulse la recuperación y que, a medio plazo, potencie la competitividad de la industria en la transformación necesaria hacia la movilidad del futuro”, recalca Noemí Navas, directora de comunicación de Anfac.

Porque, decididamente, el coche va a ser la alternativa para moverse por las ciudades en plena desescalada. De hecho, según la encuesta de la empresa de suscripción de vehículos Bipi, un 71% de los conductores prefiere utilizar el coche privado antes que el transporte público de cara a ir al trabajo, al supermercado o a una segunda residencia. Por eso, sea barato o caro, el sector pide ayuda para poder satisfacer una demanda que existe, pero que depende, en buena medida, de la situación económica de los potenciales conductores.

Renault Clio, segundo coche más vendido en mayo.