La iglesia de San Martín en Sevilla, sede canónica de la Hermandad de la Lanzada, amaneció este pasado sábado con pintadas ofensivas en su fachada, un acto vandálico que tuvo lugar un día antes de la celebración de este 8M, Día Internacional de la Mujer. 

Noticias relacionadas

Una de las pintadas se hizo bajo el retablo cerámico de la Virgen del Buen Fin, titular de la corporación del Miércoles Santo. En ella se podía leer: "La Virgen María también abortaría". En otra pintada aparecía uno de los símbolos del movimiento feminista radical, según informa Diario de Sevilla.

Diez minutos después de que el Distrito Casco Antiguo tuviera conocimiento de estos hechos, los operarios de Lipasam, la empresa pública de limpieza de Sevilla, retiraron la pintada, informó el Ayuntamiento de la capital andaluza.

No es la primera vez que esta iglesia sufre actos vandálicos similares. En febrero de 2019, el templo amaneció con otra pintada en sus muros: "La única Iglesia que alumbra es la que arde". Aquellos hechos los grabó la propia autora, que acabó entregándose ante la Policía. 

En los últimos meses, otras iglesias en Sevilla han sufrido ataques similares, como la de San Roque o la Basílica de la Macarena, en la que aparecieron pintadas alusivas a la permanencia de los restos de Queipo de Llano en dicho templo días después de que fuera exhumado el cadáver de Franco del Valle de los Caídos.