La transición ecológica ya tiene rango de vicepresidencia en España. Tras el nuevo acuerdo, Teresa Ribera (PSOE) se ha convertido en vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico. La política ocupará una de las cuatro nuevas vicepresidencias en este nuevo mandato de Pedro Sánchez. Además, el presidente ya ha remarcado que quiere que esta sea una "legislatura verde", de lucha contra la emergencia del cambio climático. Una decisión que fue apoyada y promovida también por Podemos desde un primer momento. "Con esta medida, se señalan como prioridad del nuevo Gobierno las políticas con las que se hará frente a los desafíos de la España vaciada", explican desde Moncloa. 

Noticias relacionadas

Ribera es una política comprometida con esta nueva era verde -o al menos de cara al público-. "El diésel tiene los días contados". Así de clara y contundente la -por entonces- ministra en funciones para la Transición Ecológica, sentenciaba a los vehículos de combustión. La afirmación refutaba la tendencia de los coches de diésel en el último año: las matriculaciones han descendido en un 7.3%. Pero, a pesar de ser una de las protagonistas de esta tregua sin cuartel al diésel, Ribera no cumple con lo que predica. La nueva vicepresidenta dispone de un Peugeot 307 del año 2007 y otro -de la misma marca- del 2011. Ambos tienen el distintivo medioambiental 'B' -el más contaminante- y se nutren con diésel

Aun así, en varios ocasiones, Ribera ha afirmado que suele llegar a los sitios en bici o andando. "Intento no utilizar el coche", comentó en la Feria del Vehículo Eléctrico en Madrid. Desafortunadamente, durante el pasado año y a comienzos de este 2020 se han vivido diversos episodios de alta contaminación en la capital. De hecho, recientemente Madrid registró los niveles de CO2 más bajos desde que se tienen datos. Por ello, la ministra en funciones ha podido moverse libremente por Madrid casi todos los días del año, exceptuando los que se activó el protocolo anticontaminación.

Teresa Ribera saliendo del Ford Mondeo híbrido, su coche oficial EFE

Los dos vehículos que posee Teresa Ribera lucen el distintivo medioambiental 'B', ya que ambos están matriculados a partir del año 2006 y pertenecen a la normativa EURO 4 y EURO 5, respectivamente. Los coches serían los primeros en estar sometidos a restricciones, en el caso de que se activase el nivel más bajo del protocolo. Aun así, si Ribera decidiese atravesar Madrid Central, y debido a las últimas restricciones, no le queda otra que ir "andando o en bici", tal y como ella prefiere. Aunque también podría desplazarse en el coche oficial al que tiene derecho por ser ministra: un Ford Mondeo híbrido matriculado en el año 2018. Gracias a la formación del nuevo gobierno, Ribera podrá seguir disfrutando de sus viajes en vehículos híbridos. 

Sus coches contaminantes

De no ser así, la que fuera directora del Instituto de Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales hasta su nombramiento como vicepresidente se vería obligada a ir en contra del discurso que ha mantenido hasta ahora y convertirse en una emisora de gases contaminantes. Concretamente, entre 129 y 139 gramos por cada kilómetro recorrido, según se indica en las respectivas fichas técnicas de cada vehículo.

El 307, con opciones de tres y cinco puertas, probablemente sea el escogido para trayectos en el interior de la ciudad. Sus menos de cuatro metros y medio de largo le definen como un coche pequeño, enmarcado dentro del segmento de los compactos. Los 4,9 litros de consumo medio a los 100 kilómetros en el momento de compra probablemente se hayan quedado cortos con el paso de los años, ya que hablamos de un vehículo de 12 años de antigüedad.

Modelo del Peugeot 307 lanzado al mercado en 2005

Lo mismo puede ocurrirle al 5008, que en su matriculación en el año 2011 consumía 5,3 litros de media. Aunque bien es cierto que, dadas sus características, probablemente haya rodado menos que el 307. Este monovolumen, con opciones para cinco o siete plazas, es un vehículo familiar concebido para trayectos más largos, como escapadas de fin de semana o vacaciones.

Modelo del 5008 lanzado al mercado en 2009

Con 12 y 8 años de antigüedad, los coches de la ministra están dentro de la media de edad de la Comunidad de Madrid, donde, según los últimos datos publicados por Faconauto, el parque automovilístico madrileño tiene entre 11,38 años. En Baleares, lugar donde está registrada su segunda vivienda, la media no dista demasiado, situándose en los 11,25 años. No obstante, la actitud de Teresa Ribero responde a la tendencia general de conductores, tal y como anunció la patronal hace un par de meses. El parque automovilístico se hace cada vez más viejo.

Aunque pueda no ser su caso, lo cierto es que entre los compradores se ha instaurado una incertidumbre que está provocando que no se adquieran nuevos vehículos. Los tradicionales vehículos de combustión están sometidos a mayores restricciones y el precio del combustible no cesa de subir. Mientras, los eléctricos se siguen percibiendo como caros y la autonomía de sus baterías no ofrece garantías suficientes. Ante esta situación, o no se compran nuevos coches o se compran de segunda mano, contribuyendo a el envejecimiento del parque.

Edad media del parque de vehículos en España, por CC.AA. Faconauto

"La renovación no se va a producir en los próximos años, ya que el parón del mercado de los últimos siete meses -ahora 8- ha acentuado la tendencia de que los coches dados de baja son menos que los que se matriculan. De este modo, el parque seguirá aumentando hasta superar los 30 millones de vehículos dentro de cinco años", comunicó Faconauto a mediados de abril en una nota de prensa.

Cabe resaltar que, tanto para Faconauto como para la mayoría de grandes asociaciones del sector del automóvil, el principal problema de la contaminación del automóvil no está en el tipo de combustible que empleen, sino en la renovación de los vehículos. "La antigüedad del parque es un problema nacional de primer orden y el principal foco de contaminación proveniente del automóvil, con enormes implicaciones sobre la seguridad vial y también sobre el medioambiente. Si queremos una movilidad descarbonizada, lo primero es retirar de la circulación los vehículos más antiguos", declaró la vicepresidenta ejecutiva de Faconauto.

¿Un híbrido?

Consciente del problema al que se enfrentan los conductores a la hora de adquirir un nuevo medio de transporte en el contexto actual (y de que ella misma incumple sus recomendaciones), la actual ministra en funciones afirmó en el mes de noviembre que optaría por un híbrido.

"Si uno tiene en su casa el enchufe correspondiente, el coche eléctrico lo puede gestionar y si no... como yo no tengo enchufe en el garaje, me parece que lo práctico sería comprarme un híbrido", declaró en una entrevista concedida a Los Desayunos de RTVE.

El Toyota C-HR HSD ha sido el híbrido más vendido en España en 2019

Puede que ya en aquella entrevista fuese consciente de que sus propiedades podrían suponer una contradicción si se hiciesen públicas. O puede que estuviera plenamente convencida. Pero en aquella entrevista también quiso tranquilizar a los conductores que, al igual que ella, disponen de un vehículo diésel o gasolina. "Los que tenemos hoy coche, podemos estar tranquilos. Esa certidumbre también existe. Tenemos todavía mucho tiempo de coches mucho más eficientes de motor de combustión y coches híbridos", explicó durante aquel desayuno.

No le falta razón. Queda tiempo. Concretamente, 20 años para nuevas matriculaciones y 30 hasta que se prohíba por completo su circulación (según la propuesta que arrojó el Gobierno de Pedro Sánchez).

La ministra probando uno de los últimos buses menos contaminantes EFE

"Es una fecha prudente", estimó la ministra, comparando la iniciativa española con otras similares en el resto de Europa. Desde entonces, Alemania no permite circular con coches diésel antiguos en algunas de sus ciudades, Francia ha prohibido la venta d vehículos de combustión a partir del año 2040 y Reino Unido lanzó una propuesta casi idéntica.

Ya hay muchos en España que, adelantándose a estas fechas, han decidido comprar un vehículo eléctrico. En lo que va de año, 5.260 unidades han sido matriculadas, suponiendo un crecimiento del 93,4 % respecto al año pasado. Pero aún quedan muchos otros que, por imposibilidad o por desconfianza, no lo han hecho.

Según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico publicados en el año 2017, 13.367.879 vehículos continúan consumiendo diésel y otros 10.102.654 circulan empleando gasolina.