El sacerdote Juan Miguel Díaz Rodelas, canónigo de la Catedral de Valencia, ha muerto este sábado en la localidad valenciana de El Puig. Los hechos sucedieron durante el banquete de la boda que acababa de oficiar. Al parecer, el religioso se atragantó con un trozo de carne -aunque no se descarta que haya sido derivado de un fallo cardíaco-. Varios médicos, que estaban en la sala, no pudieron hacer nada para salvarle la vida.  

Noticias relacionadas

Como apunta Las Provincias, la causa de la muerte se conocerá tras la autopsia. Por su parte, la misa funeral se celebrará este lunes a las 18 horas en la Catedral de Valencia. Díaz Rodelos era muy querido en la iglesia valenciana, por su trayectoria y simpatía. Nació en 1950, en Tenerife y se mudó hasta Valencia para estudiar Teología. Allí ha desarrollado una larga carrera eclesiástica. Durante la jornada se produjeron numerosas muestras de dolor por el triste desenlace. 

Era doctor en Ciencias Bíblicas

En el último año ha sido Canónigo Celador del Culto al Santo Cáliz y Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas, institución de la Facultad de Teología San Vicente Ferrer. Era doctor en Ciencias Bíblicas y profesor de la Facultad de Teología, de la que había sido decano en dos periodos, y en el Pontificio Instituto Juan Pablo II y en el Instituto Diocesano de Ciencias Religiosas.

También, presidía el Patronato del Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer y fue secretario del Comité Técnico para la Traducción y Edición de la Sagrada Biblia en la versión de la Conferencia Episcopal. Durante la jornada se produjeron numerosas muestras de dolor por el triste desenlace.