"La vida no es nada justa. Aún no nos habíamos repuesto de lo de Rober y ahora esto". La familia López está destrozada. En octubre del año pasado Roberto, el hermano mayor, murió. Tenía 24 años y en esos momentos trabajaba como dependiente en Mercadona. Este domingo había pasado casi un año de la tragedia cuando a las 6:20 de la madrugada Víctor, el hermano menor del difunto Roberto, o 'Rober', como le conocían sus amigos, se dirigía a su puesto de trabajo por la M-50 cuando un conductor kamikaze de 35 años chocó frontalmente su vehículo contra el del joven. El treintañero iba en dirección contraria y triplicaba la tasa de alcohol. Víctor murió en el acto. 

Noticias relacionadas

Imágenes del accidente, en el kilómetro 25 de la M-50. Emergencias Madrid

En menos de un año los López han perdido a sus dos hijos. El pequeño de la familia tenía 20 años y era dependiente en un supermercado del grupo Carrefour. Estaba yendo a su puesto de trabajo cuando el kamikaze impactó su coche contra el suyo. Según ha informado Emergencias 112, la colisión se ha producido en el kilómetro 25 de la carretera, en dirección a Coslada. 

Los Bomberos de la Comunidad de Madrid tuvieron que rescatar el cuerpo del fallecido único ocupante del vehículo, que había quedado atrapado en su interior. El kamikaze sufrió un traumatismo ortopédico en el brazo y fue estabilizado y trasladado al Hospital Gregorio Marañón para ser observado. Según han informado a EL ESPAÑOL fuentes de la Guardia Civil, su estado es grave. 

"Le gustaba pescar, la play, sus amigos y estaba enamoradísimo de su novia", ha confesado a este periódico un familiar de la víctima. Gran aficionado del Real Madrid, Víctor vivía con sus padres y llevaba más de cinco años con su pareja, con quien tenía muchos planes de futuro. Su padre, Paco, trabaja como vigilante de seguridad.

La vida de la familia López se convirtió en una pesadilla cuando el 7 de octubre del año pasado murió Rober'. Ese mes, numerosos vecinos de Rivas se movilizaron e inundaron las redes sociales con muestras de dolor hacia los familiares de la víctima. Este lunes, casi 200 mensajes lo hacían de nuevo, pero esta vez por su hermano pequeño.