María Teresa y José, el matrimonio que ha perdido a su bebé a causa de la listeriosis

María Teresa y José, el matrimonio que ha perdido a su bebé a causa de la listeriosis

Reportajes

Teresa ha abortado tras comer carne mechada: ya son 15 las embarazadas ingresadas por listeriosis

Dos andaluzas han abortado y a otra le han provocado el parto. En total, el número de casos confirmados asciende ya a 80 en Andalucía. 

María Teresa estaba embaraza de cuatro meses; hasta ese momento todo iba bien en la gestación, pero en cuestión de tres días se torció por completo. Empezó con un dolor de cabeza. Después llegaron los vómitos, las fiebres altas, los temblores... y con ellos el peor de los finales: sufrir un aborto y perder a su hijo. ¿La causa? Haber tomado carne mechada de la marca La Mechá, contaminada por la bacteria de la listeria, en casa de su suegra. 

El caso de Tere, oriunda de Villanueva del Ariscal (Sevilla), se suma al de otras dos mujeres andaluzas que han tenido problemas en su embarazo a causa de la listeriosis que le produjo la ingesta de la carne. Una abortó y la otra tuvo un parto prematuro. En conversación con EL ESPAÑOL, Teresa relata el calvario que ha vivido junto a su marido, José; un proceso que ha durado más de 20 días en el Hospital de la Mujer de la capital hispalense. 

Todo comenzó cuando comió la carne mechada en casa de su suegra, en Villanueva, entre mediados de junio y primeros de julio. La había comprado en un pequeño supermercado del pueblo. Al principio, estaba bien. "Sin embargo, de repente, un mes después, el 29 de julio, empezaron dolores fuertes de cabeza, vómitos, fiebres, no sabía que me ocurría", cuenta la víctima a este diario. Cuando llegó al hospital, la fiebre era incontrolable y la dejaron ingresada. 

Pruebas, cultivos, analíticas... los médicos no sabían qué le ocurría. Hasta que dio positivo en listeriosis. "Los médicos me dijeron que podía ser una listeria y actuaron rápido dándome un antibiótico", relata. Pero ya era tarde. A las dos horas del diagnóstico, empezó a sangrar y cuando le hicieron la ecografía, el feto ya no tenía latido

"Al poco, me puse de parto y después me hicieron el legrado", continua. Pero ahí no acababa su pesadilla, tenía que estar ocho días más ingresada porque la infección también estaba en la sangre. Y después continuar con el tratamiento en casa otros ocho días, hasta que  le dieron el alta el 16 de agosto. Por desgracia, María Teresa es la cuarta vez que pierde a su hijo, aunque esta vez todo parecía iba bien. "Tengo mis momentos, es el cuarto que pierdo. Está una hecha, han sido muchos palos, pero este no me lo esperaba, era el que mejor pintaba y ha sido el aborto más tardío", dice esta andaluza. 

Quince embarazadas

Carne mechada, de la marca 'La Mechá.

Carne mechada, de la marca 'La Mechá.

Dejando a un lado el caso de Teresa, ya son 15 las mujeres embarazadas afectadas por el brote de listeriosis a causa de la ingesta de carne mechada de la marca La Mechá, de la empresa Magrudis. En concreto, las 15 gestantes se encuentran en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla y sus casos se encuentran en estudio. Así lo ha confirmado este lunes el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, en una rueda de prensa. 

Estos casos se suman también al de otra embarazada que perdió a su bebé en el último trimestre de gestación la semana pasada en el Hospital Virgen Macarena. Y al de otra mujer que consumió la carne en un bar de Sevilla y dio a luz el domingo de forma prematura, en su 33 semana de gestación, según informó Facua-Consumidores en Acción. 

La infección tiene su origen en la ingesta de carne mechada de la marca La Mechá, contaminada de la bacteria listeria monocytogenes y que resulta particularmente peligrosa para las mujeres gestantes, pues tiene una alta probabilidad de provocar abortos y afectar al feto. 

En total, el número de casos confirmados asciende ya a 80, de los cuales 66 están localizados en Sevilla, tres en Málaga, cinco en Huelva, tres en Granada y otros tres en Cádiz. Los enfermos hospitalizados se han elevado hasta los 56, de los cuales 43 están ingresados en la capital hispalense, cinco en Huelva, cinco en Cádiz, dos en Málaga y otro en Granada. Seis de los pacientes se encuentran en estado grave o muy grave y están recibiendo un seguimiento más estricto en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). 

Extremadura, Madrid y Girona

No obstante, esta infección puede haber saltado a otras comunidades autónomas porque la empresa fabricante de la carne contaminada, Magrudis SL, distribuyó envases por Extremadura, en una cadena comercial de Madrid, y es posible que también en Girona. Todo esto sin contar, según explica Facua, que también podrían darse casos en turistas que comieran la carne en bares andaluces. 

La Consejería de Salud y Familias andaluza decretó el día 15 una alerta sanitaria sobre el citado embutido, tras varios días en los que esta asociación de consumidores denunció a través de las redes sociales que los casos de listeriosis se estaban multiplicando. Dicha alerta significó la retirada de la carne mechada de la venta y consumo, así como la paralización de su fabricación. 

Ahora, Facua ha solicitado al Ministerio de Sanidad que decrete la alerta sanitaria también a nivel nacional. Ya que aunque hasta la fecha solo hay pacientes ingresados en Andalucía, otras víctimas pueden residir en distintas comunidades y/o haberlo ingerido en establecimientos de hostelería andaluces durante sus visitas a esta región en los últimos meses. 

Entre tanto, el portavoz de la organización, Rubén Sánchez considera "lamentable" que la titular de Sanidad en funciones, Luisa Carcedo haya asegurado este lunes que "no hay ningún motivo para la alarma". "La ministra debería medir mucho cómo trata la comunicación en relación a este gravísimo problema de salud pública, máxime cuando ya han trascendido dos abortos, un neonato y decenas de ingresos hospitalarios".