La pasión de Doramas, de tan solo 18 años, era la música. El joven, natural de Teguise (Lanzarote), pertenecía a la Agrupación Folclórica Coros y Danzas de la localidad, donde tocaba la bandurria. Hace tan solo unas semanas, los médicos le diagnosticaron una enfermedad terminal. El joven murió a primera hora del domingo 21 de julio tras luchar, a capa y espada, contra unos terribles dolores de cabeza. 

Noticias relacionadas

Doramas pertenecía a una generación de músicos. Su padre, Agustín, es carpintero de profesión pero, al igual que su madre, estaban muy ligados a las agrupaciones folclóricas de Lanzarote y formaba parte del cuerpo de Coros y Danzas. Entre instrumentos de cuerda creció Doramas, que a sus 18 años, era el componente más joven de la Agrupación Folclórica Coros y Danzas. Esta recibió, hace tan solo unos días, la Medalla de Oro del Gobierno de Canarias. Allí, Doramas, se consagró como una de las piezas fundamentales del grupo y sobre todo, resaltó por su destreza con la bandurria, un instrumento de cuerda punteada y pertenece a la familia del laúd español.

La Agrupación Folclórica Coros y Danzas de Arrecife, donde Doramas tocaba la bandurria.

La semana pasada comenzó a sentir unos fuertes dolores de cabeza. Rápidamente, sus padres le llevaron al Hospital Doctor Molina Orosa de Arrecife. Tras varios días hospitalizado, los doctores le detectaron una enfermedad terminal. Ante la gravedad de su estado fue trasladado en helicóptero el pasado viernes al hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria para ser operado de urgencia. Sin embargo, en la mañana del pasado domingo 21 de julio se producía su muerte.

Había estado ensayando la semana pasada

Las agrupaciones folclóricas de Lanzarote están desoladas tras la muerte de Doramas. "El lunes de la semana pasada había estado ensayando con nosotros para preparar nuestra participación en las fiestas de San Ginés de Arrecife", señala el presidente de Coros y Danzas, Santiago Torres a Las Provincias, que estaba visiblemente afectado.

Además, la comunidad educativa de la Escuela de Arte Pancho Lasso de Arrecife recibía también con dolor la pérdida de uno de sus alumnos. "Toda la comunidad educativa de la EA Pancho Lasso lamenta el fallecimiento de nuestro alumno Doramas Padrón, una persona generosa, gentil, humana y de un corazón extraordinario. Siempre te querremos", escribían en las redes sociales del centro.

Desde la agrupación señalan que la muerte de Doramas les deja "un vacío", "que será muy difícil de cubrir". "Desde lo más hondo de nuestros corazones, les damos nuestro apoyo incondicional a sus padres y familiares en estos momentos tan tristes, y a ti Doramas, donde quiera que estés que sepas que nunca nos vamos a olvidar de ti", publican en su página de Facebook. 

El cuerpo de Doramas, una vez realizada la autopsia, fue trasladado en la tarde del lunes hasta Lanzarote donde se instaló su velatorio en el tanatorio de Teguise desde las diez de la noche.