Comienza el mes de julio y, para muchos, es sinónimo de vacaciones. Con la maleta en la mano, hay quienes optarán por viajar en avión; otros lo harán en tren, pero la mayoría utilizarán su coche. Concretamente, la DGT prevé que se realicen 90 millones de desplazamientos por carretera durante este periodo vacacional. Para a aquellos conductores que abren, cierran y arrancan su vehículo simplemente pulsando un botón, sin tener que meter la llave, los cuerpos de seguridad alertan sobre un problema que podría arruinar por completo nuestro merecido descanso: que los ladrones nos roben el coche.

Noticias relacionadas

Hace escasas semanas, los Mossos d'Esquadra difundían un vídeo en el que explicaban una de las últimas fórmulas para robar vehículos que han detectado en España. Un simple dispositivo electrónico, ubicado a una distancia prudente, puede ser el culpable de que una de las mayores inversiones que se dan en la vida de una persona se esfume.

Con él, pretenden concienciar a los conductores de que la típica imagen que suelen tener sobre cómo se produce un robo ya no se corresponde con la realidad. Sobre todo, en los modelos más recientes que poseen mecanismos de apertura más vanguardistas. Pero, exactamente, ¿en qué coches hay que extremar las precauciones?

Los avances tecnológicos que van incorporando los últimos modelos comercializados no tienen necesariamente que ir ligados a una mayor seguridad. En esta línea, cada vez son más los estudios que evidencian que este tipo de coches presentan más facilidades para ser robados por los delincuentes. Sin recurrir ni a herramientas ni a forcejeos, sin activar alarmas ni levantar ninguna sospecha. Eso sí, siempre y cuando dispongan de los medios necesarios.  

Según un estudio recientemente publicado por el centro de investigación de sistemas de seguridad de automóviles Thatcham Research, cuatro de los últimos siete vehículos comercializados con este sistema de arranque son vulnerables a sufrir robos. Por cierto, todos esos modelos se comercializan en España con bastante éxito.

A pesar de que todos los coches cuentan con alarmas, bloqueo de puertas y de inmovilizadores, los investigadores los han valorado con un resultado de 'pobre' (poor) debido a que los delincuentes pueden esquivar sus sistemas de seguridad con facilidad teniendo en cuenta las técnicas empleadas hoy en día.

Los últimos modelos que han sido objeto de estudio han sido el BMW Serie 7, el BMW X7, el Porsche 911, el DS3 Crossback, el Mazda 3, el Toyota RAV-4y el Volvo S60, siendo los tres primeros valorados con la calificación positiva 'superior' y los cuatro últimos con la calificación negativa 'poor'. 

El Suzuki Jimny ha obtenido la peor calificación en el estudio

Estos siete coches forman parte del paquete que la investigadora ha escogido para analizar en junio. Si contemplamos los modelos que analizó en marzo (fecha del anterior estudio), los resultados van en la misma línea. De los 11 modelos escogidos, 5 modelos obtuvieron la calificación 'S' (Audi e-tron, Jaguar xe, Land Rover Evoque, Mercedes clase B y Porsche Macan), cinco obtuvieron la calificación 'P' (Ford Mondeo, Hyundai Nexo, Kia ProCeed, Lexus UX, Toyota Corolla Hybrid), y uno de ellos incluso llego a obtener una calificación peor: la de 'Unacceptable' (inaceptable), cosechada por el Suzuki Jimny.

Listado de vehículos analizados

Protegidos

- BMW Serie 7 

- BMW X7 

- Porsche 911 

- Audi e-tron 

- Jaguar XE 

- Range Rover Evoque 

- Mercedes Clase B 

Desprotegidos

- DS3 Crossback 

- Mazda 3 

- Toyota RAV4 

- Volvo S60 

- Ford Mondeo 

- Hyundai NEXO 

- Kia ProCeed 

- Lexus UX 

- Porsche Macan 

- Toyota Corolla

Muy desprotegidos

- Suzuki Jimny

Otro importante estudio reciente incluso fue más allá. ADAC, el club automovilístico alemán, puso a prueba la seguridad de 237 coches que se abrían o arrancaban con este método inalámbrico. Y los resultados no fueron del todo buenos. 230 coches podían ser robados con relativa facilidad y otros cuatro no pudieron arrancarlos, pero sí abrirlos. Solo tres modelos fabricados por Jaguar y Land Rover lograron sobrevivir a las pruebas.

Si extrapolamos los datos de este informe con las ventas del mercado en España, los resultados no son alentadores. De los 10 más vendidos, siete aparecen mencionados negativamente. Los otros tres no se han llegado a incluir, bien porque no posean esta tecnología, bien porque no los considerasen relevantes.

Modelo n.º ventas 2019 Posibilidad de abrir Posibilidad de arrancar
Seat León 17.161
Nissan Qashqai 14.160
Dacia Sandero 13.760 No se estudia No se estudia
Renault Clio 12.760
Seat Ibiza 11.852
Renault Megane 11.802
Peugeot 3008 10.914
Citröen C3 10.604
Peugeot 208 10.541 No se estudia No se estudia
Opel Corsa 10.517 No se estudia No se estudia

En el Reino Unido, el portal de consumidores Which? sometió a los cinco superventas del país a pruebas similares. Su sorpresa fue mayúscula cuando detectaron -y así lo advirtieron a sus lectores- que cuatro de esos cinco modelos podían ser robados con facilidad siguiendo los procedimientos ya mencionados.

Los superventas de Reino Unido pueden ser robados fácilmente Which?

Los Ford Fiesta y Focus, el Nissan Qashqai y el Volkswagen Golf, nombres que a más de uno le sonará, estaban en aquel listado. Mientras que del grupo de cinco, solo se libraba de la criba el Opel Corsa Vauxhall.

¿Cómo lo consiguen?

El mando inteligente, inalámbrico, 'smart key', o como se le quiera llamar, presenta unas vulnerabilidades que provocan que los ladrones más especializados centren la mirada en este tipo de coches. Pero, ¿cómo consiguen robarlos? Básicamente, mediante dos sistemas: o bien utilizan un inhibidor de frecuencia que haga creer al conductor que ha cerrado el coche cuando en realidad no ha sido cerrado, o bien recurren a un repetidor de ondas que engañe al coche y piense que el conductor ha activado el mando de apertura.

Sobre el primer método, bastará con accionar el manillar y comprobar que se ha cerrado para asegurarnos de que no se puede abrir. El abatimiento de retrovisores o la señal acústica (el típico pitido) también pueden ayudar a cerciorarnos de su cierre.

El segundo método es realmente el más complicado de detectar y el que mayores quebraderos de cabeza da a los fabricantes y a las aseguradoras. A menos que veamos al ladrón con nuestros propios ojos, este no tendrá ningún impedimento para acercarse a la vivienda (donde suele estar la llave), potenciar la señal del mando y enviarla al coche. Hace unos meses, la Policía de West Midlands, en Inglaterra, difundió un vídeo en el que se veía cómo unos ladrones obtenían un coche utilizando este sistema.

En cualquier caso, existen soluciones rudimentarias con las que poder evitar este tipo de robos. Básicamente, todas pasan por crear lo que se conoce como una 'Jaula de Faraday'. O lo que es lo mismo, una caja o envase que anule el campo electromagnético de la llave, la cual debe permanecer guardada en su interior. Para conseguir este efecto en los hogares, basta con guardar la llave dentro del congelador (aunque suene raro) o envolverla en papel de aluminio.

Otros métodos para evitar este tipo de robos. La encargada de este estudio ofrece a los futuros compradores de coches una fácil y efectiva solución: no optar por este 'extra' (en muchos casos opcional), renunciando a su comodidad pero también velando por la seguridad del vehículo en caso de que sea objeto de robo.

Del mismo modo, se puede recurrir a métodos más tradicionales, como colocar una barra antirrobo al volante o un localizador GPS. También, si lo permite (algunos fabricantes ofrecen esta posibilidad), se puede apagar el mando o retirar las pilas. Y lo que es mejor, cerrar el coche manualmente si dispone de llave y cerradura.

Robos en España

En España, por el momento, no hay estudios sobre el índice de robos de este tipo de coches. Pero sí podemos componer una radiografía sobre el hurto de vehículos en general, sin discernir entre sistemas de arranque y apertura modernos o tradicionales.

Según datos del RACE, en nuestro país se roban al día una media de 120 coches, sumando más de 42.000 al año. España ocupa el tercer puesto como país donde más robos de coches se cometen, solamente por detrás de Reino Unido e Italia.

Ciudades en las que más coches se roban en España RACE

El SUV es el vehículo preferido por los ladrones de coches, debido a que es un coche que está de moda (el único tipo de vehículo que crece en ventas) y que es fácilmente vendibles en otros países. Suponen el 60 % de los robos totales a día de hoy, seguidos de berlinas y de compactos.

En Madrid se cometen uno de cada tres robos de coches en España (33 %), casi triplicando a Barcelona (13 %), la segunda ciudad donde más delitos de este tipo hay.