La polémica sigue servida. Hace unos días, salió a la luz el vídeo de una madre madrileña que desató la polémica al dar de fumar a su bebé. Un nuevo vídeo de esa misma mujer sale a la luz y en él se la ve golpearle el rostro en dos ocasiones consecutivas. 

Con una guitarra a modo de música de fondo, la mujer enfoca un primer plano de su hijo mientras le propina dos cachetes en la mejilla.  "Que eres muy malo, es que eres muy malo", le dice. 

En un episodio anterior de este polémico canal de Instagram, la mujer aparecía con su hijo arrodillado en el suelo. El pequeño apenas cuenta once meses de edad. En ese fragmento se advertía con claridad cómo la progenitora le colocaba un cigarrillo empezado y humeante en los labios de su pequeño. 

El crío le daba una calada, alejaba de sí el cigarrillo y luego, cuando su madre se lo volvía a acercar, chupaba el tabaco de nuevo para pegarle una segunda. 

El corto fragmento de vídeo iba acompañado del mensaje "escuchadlo bien (sic.)". Encima, varios emoticonos con corazones y risas completaban el espectáculo.

Según fuentes de la Fiscalía consultadas por EL ESPAÑOL, todavía no se ha decidido si actuarán o no al respecto.

El vídeo, claramente, desató la indignación en las redes. Las reacciones en contra de esta actitud no se hicieron esperar. Las muestras de rechazo a la actitud de la madre provocaron una casi inmediata reacción por parte de la mujer, quien trataba de justificar qué era exactamente lo que había ocurrido. 

La madre aseveró que su pequeño tenía cierta querencia y curiosidad cuando se encontraba con su padre fumando un pitillo. Al verlo, dijo, se abalanzaba sobre él. La madre dijo que incluso se lo pedía. La mujer, por tanto, entendió que esta vez la decisión más acertada sería que, si se lo daba a probar, el crío con toda probabilidad acabaría cogiéndole asco.

Críticas y respuesta

Pronto llegaron las críticas y la conveniente respuesta de quienes les seguían en esa red social, e incluso de quienes no. Ella respondió en una carta. 

"Hola, soy la mamá de XXXX. Antes que nada, quiero pedir perdón por subir un vídeo de mi bebé con un cigarro en la boca. No tiene ninguna gracia y estoy muy arrepentida.

Mi hijo siempre echa la mano al tabaco, si ve al padre fumando quiere el cigarro como si fuera comida. Creí que poniéndoselo en la boca le cogería asco, (Ejemplo), como la madre que echa pimienta al chupete para que el niño le coja asco. Me equivoqué, y estoy súper arrepentida y asustada por todo lo que se está liando".