Cinco días después de que el niño Julen cayera en el fondo de un pozo en la localidad malagueña de Totalán, los equipos de rescate continúan esta mañana los trabajos para terminar la plataforma desde la que acometer la perforación de un túnel vertical que permita acceder al pequeño.

En la zona sigue sin descanso, día y noche, el trasiego de personas y vehículos para el movimiento de la tierra y esta mañana se ha incorporado nueva maquinaria pesada a las tareas.

"No ha existido ninguna obra de rescate como ésta en todo el mundo", ha asegurado el presidente del Colegio Oficial de Geólogos, Manuel Regueiro, en el programa de Ana Rosa. "Nadie lo ha hecho y lo increíble es el corto tiempo en el que se está intentando, aunque las características del terreno complican mucho el rescate", ha añadido. 

La previsión es que en las próximas horas finalicen los trabajos en la plataforma, al alcanzar los 30 metros de profundidad previstos, y pueda comenzar la perforación del primer túnel paralelo al pozo de más de 100 metros y 25 centímetros de ancho donde cayó el niño el pasado domingo.

Parte de la maquinaria que participa en el complejo rescate de Julen. Marcos Moreno

El delegado del Colegio de Caminos y Canales de Málaga, Ángel García, explicó este jueves que una vez que se empiece este viernes la perforación, se estudiará la manera de compatibilizarla con la posible continuidad de la succión en el pozo donde cayó el menor.

Aunque se empezará con uno de los túneles verticales, se contará con una segunda perforadora para empezar el otro en cuanto los técnicos lo determinen.

También, ante la posibilidad de que se registren lluvias en los próximos días, se construirán zanjas para un posible drenaje del agua caída.