Dos niños de 13 años han muerto en Andalucía mientras realizaban excursiones escolares. Uno de ellos se ahogó en la tarde del martes en la playa de Valdelagrana, en Cádiz y el otro, desaparecido en la misma tarde en un paraje natural de Córdoba, fue hallado sin vida ya de madrugada. 

Uno de los menores estaba en El Puerto de Santa María en una excursión con su centro educativo, el IES San Pablo de Sevilla. Sus compañeros y profesores estaban en la playa de Valdelagrana cuando el niño se ha ahogado, según las mismas fuentes.

Según ha detallado el centro de coordinación de Emergencias 112, personas que se encontraban también en la playa dieron el aviso hacia las 13:00 horas de que otros bañistas habían sacado al menor del agua con signos de ahogamiento.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y el Cuerpo Nacional de Policía.

Los medios sanitarios desplazados a la playa comprobaron cuando llegaron que el estudiante ya había fallecido, a pesar de los intentos de reanimación a los que fue sometido.

Fuentes policiales han informado también del hallazgo del otro menor en Córdoba después de que sobre las 20.30 horas se iniciara la búsqueda en la zona de los Baños de Popea de Córdoba, un tramo natural de pequeñas cascadas y saltos de agua.

El menor disfrutaba de una excursión con sus compañeros del IES Colonial de Fuente Palmera (Córdoba) que les había llevado por los Villares y la zona de Trassierra.

Sobre las 20.30 horas de este martes sus profesores lo echaron en falta en la zona cercana a los Baños de Popea y dieron el aviso al Instituto Armado, que activó la búsqueda por la zona con patrullas de Seguridad Ciudadana y unidades del Seprona.

Asimismo, efectivos de la unidad subacuática de la Guardia Civil también han participado en la búsqueda en una zona llena de cascadas y remansos de agua, mientras que el dispositivo de búsqueda lo han completado bomberos de Córdoba y miembros de la Policía Local.

Por su parte, el resto de compañeros que han asistido a la excursión ya han regresado a sus domicilios.