Un niño de nueve años ha fallecido poco antes de las seis de la tarde de este lunes en la playa de Getares (Algeciras) después de que una lancha semirrígida pilotada por un varón con antecedentes por narcotráfico haya impactado a gran velocidad con la barca de ocio en la que el menor viajaba junto a su padre.

Noticias relacionadas

Fuentes de la Guardia Civil explican a EL ESPAÑOL que se ha trasladado el cadáver a dependencias de la Benemérita en el puerto de Algeciras.

Al parecer, la lancha, similar a la que usan los narcotraficantes aunque de menor tamaño, estaba realizando maniobras peligrosas muy cerca de la costa. Según las primeras pesquisas, el piloto estaría aprovechando el buen tiempo para divertirse navegando a una velocidad vertiginosa. El conductor ya ha sido detenido.

La muerte del niño llega tan sólo 48 después de que nueve agentes de la Guardia Civil sufrieran una agresión de una turba de 40 personas en Algeciras. Fue tras una comunión en un local de la barriada algecireña de El Rinconcillo.

Un guardia civil se vio obligado a sacar su pistola y disparar tres tiros al aire. Él y otros ochos compañeros estaban recibiendo una paliza con bates de béisbol, botellas rotas, piedras y maceteros. Al instante, varias patrullas de la Policía Nacional alertadas por un vecino que había llamado al 091 llegaron al lugar del suceso. Gracias a la presencia policial, la tensión se redujo y el ambiente se calmó.