Cinco meses después de que el caso de Diana Quer saltase por los aires, el autor confeso de su muerte, José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, decide hablar por primera vez ante el juez sobre los hechos, sobre el asesinato de la joven madrileña de 18 años. Según fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Abuín mostrará colaboración durante el proceso judicial. Y ha cambiado la versión de los hechos que dio ante la Guardia Civil meses atrás.

Ocurrió esta misma mañana, en los juzgados de Ribeira. Abuín habló por primera vez en sede judicial para reconocer que "estranguló" a Diana Quer aquella noche de agosto de 2016. Eso sí, asegura que lo hizo "involuntariamente". El autor del crimen, por tanto, vuelve a reconocer que la mató.

A preguntas del magistrado, el autor confeso del crimen asegura también que no atropelló a la joven. Esto supone un importante cambio en la versión de los hechos ya que la primera vez que habló ante los agentes de la investigación dijo que la atropelló de forma accidental. 

Las partes estaban convocadas para que se les comunicase el trámite de las imputaciones. El Chicle fue trasladado desde la prisión de León, a los juzgados de Ribeira para el acto. Allí se le comunicó la noticia que se conocía en los últimos días: que el juicio se realizará con jurado popular. 

Una vez escucharon su versión, los abogados de la familia de los Quer salieron de los juzgados rechazando la versión de Abuín. No se creían ni una palabra de lo que acababa de decirles. Y así, continúan pidiendo imputación por asesinato, detención ilegal y delito contra la libertad sexual. Lo mismo que solicita la fiscalía.

'El Chicle' ha aceptado este viernes declarar ante el juez que instruye la causa, Félix Isaac Anido. Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Abuín Gey ha iniciado su declaración judicial tras el trámite de comunicación de las imputaciones por el que había sido trasladado desde la prisión hasta los juzgados de Ribeira.

Presente el padre de Diana 

El Chicle, a la salida de los juzgados de Ribeira. Óscar Corral Efe

'El Chicle' llegó al edificio judicial poco antes de las 11,50, para comparecer ante el titular del 1, que instruye la causa por la desaparición y muerte de Diana Quer, aunque la vista no se inició hasta cerca de las 13,00 horas. En este acto estaba previsto que se le trasladasen las imputaciones al acusado, se le comunicase que el caso será juzgado por un jurado popular y se solicitasen nuevas diligencias, entre las que una declaración era una posibilidad.

También estaba en el lugar el padre de Diana, Juan Carlos Quer, la joven abandonada en la nave industrial de Asados (Rianxo). El padre de la joven asesinada quería estar presente en el acto ante el juez, quería ver a El Chicle, quería que le viese a la cara. "Soy una persona serena, pero quiero mirar a este individuo a los ojos", ha afirmado ante el inminente encuentro. El juez finalmente ha autorizado la presencia del padre de Diana en la sala, donde ha podido ver al acusado. 

Juan Carlos Quer, Diana López-Pinel y su familia protagonizaron uno de los casos con más incógnitas de los últimos años. Todo se resolvió de un modo vertiginoso a finales del año 2017. La resolución del crimen de Diana Quer ha coincidido en el tiempo con la ola de indignación social para luchar contra la violencia machista, las denuncias de agresiones sexuales, el juicio a 'La Manada', el #metoo.

La familia de Diana ha estado siempre muy concienciada en todos estos casos. El de los cinco sevillanos juzgados y condenados en Pamplona le ha suscitado al padre de la chica una enorme pena, un desasosiego al constatar que se avanza un paso y se retroceden dos. "Nuestra sociedad está observando con estupor cómo se están produciendo sentencias que claramente van en contra del sentido común de la ciudadanía y desde aquí lo que hay que pedir es que nuestro Código Penal responda a esa realidad".

Finalmente, y finalizado este trámite, Abuín Gey ha aceptado declarar. Es la primera vez que el autor confeso de la muerte de Diana Quer declara en sede judicial, dado que, desde que habló con la Guardia Civil tras su detención, siempre se ha acogido a su derecho a no declarar por consejo de su letrado.