Noemí López Trujillo María S. Sánchez

"La aventura continúa". Es la última frase pronunciada por Gemma Nierga en su despedida hoy viernes 14 de julio. Después de tres semanas fuera de antena por estar convaleciente (según aseguraban desde la propia SER), la periodista catalana, ante la sorpresa de los oyentes, ha tomado el mando a las 10 de la mañana en Hoy por Hoy, el que ha sido su programa durante los últimos cinco años.

Noticias relacionadas

Tras una breve despedida, Pepa Bueno ha dado paso a Gemma quien, notablemente emocionada, se despedía de los oyentes leyendo una carta, algo raro en ella. Decía así: "Mi actitud es de enorme agradecimiento a todos ustedes. He sido muy feliz. Y lo seguiré siendo". Para la cadena no ha tenido agradecimientos, y ha achacado su marcha a una decisión empresarial. La SER anunció que no renovaba su contrato después de tres décadas en antena.

Pepa Bueno decía así: "Yo, como muchos de ustedes, llevaba días esperando este momento: volver a oír a una compañera y a una amiga. Esa voz que invita a vivir, esa voz que nos ha acompañado en lo bueno y en lo malo durante tres décadas. Nadie sonríe en la radio como ella [...] Gemma Nierga, buenos días". "¿Soy yo?, ¿todo eso soy yo?", respondía ella. A pesar de que es vox pópuli que la relación entre ambas es tensa, Pepa Bueno, que dirige el primer tramo de Hoy por Hoy, decía que cuando conoció a Nierga fue "amor a primera vista".

Gemma Nierga llegó a la SER con 22 años.

Solo dos veces los oyentes podrán recordar a la presentadora emocionada como estaba esta mañana. Se la recuerda sollozando en La Ventana al día siguiente del asesinato de Ernest Lluch a manos de ETA. "Estoy convencida de que Ernest, hasta con la persona que lo mató hubiera intentado dialogar: ustedes, que pueden, dialoguen por favor", dijo. Aunque esa faceta de sensibilidad siempre ha sido recordada de manera positiva por sus fans y por el gremio periodístico, ella siempre aseguró que en cierto modo se arrepentía de aquello, pues el periodista siempre debe mantener la calma y la objetividad.

Nierga hoy ha vuelto a dejarse llevar por la emoción del momento después de que le pasasen una llamada en directo de una oyente (Elia) que había pasado una época complicada y que había dejado un mensaje en el programa agradeciendo a Gemma su compañía en ese tiempo. Elia había perdido a su bebé recién nacido y en abril de 2016 llamó al programa para explicar su dolor. Hoy, Elia volvía a antena y mandaba una foto al programa de su segundo hijo: Álex, que acaba de cumplir un mes y cuatro días. "Me había quedado estancada pero ahora tengo la alegría de seguir luchando", le decía la oyente a Nierga. 

Así se ha despedido de ella su equipo.

"La importancia de decir adiós"

Lo de Nierga en estas tres últimas semanas ha sido un asunto sin resolver para los oyentes. Desapareció del programa sin dar explicaciones y fue Macarena Berlín quien la sustituyó. Estaba previsto que Berlín la sustituyese a partir del lunes 17 de julio, de cara a verano, y ya en septiembre sería Toni Garrido quien tomaría las riendas definitivamente de Hoy por Hoy. Los planes se trastocaron por completo: Gemma se fue antes de lo previsto, en antena apenas la mencionaban (habitualmente, cuando el conductor de un programa está convaleciente, sus colaboradores le recuerdan y le mandan ánimos). Tan solo Berlín dijo en una ocasión que se esperaba que pudiese volver cuanto antes. Inesperadamente, Nierga ha aparecido hoy en antena para despedirse de sus seguidores, que son muchos (la presentadora deja la SER batiendo récord de audiencia). Lo único que ha dicho es que llevaba diez días sin desayunar: "A ver si se me abre el estómago por fin".

"Muchos han sido los que estos días me han hablado de la importancia de decir adiós. A mi no me gusta hacerlo quizás porque no sé como se hace. Pero lo intentaré para agradecerles todo cuanto les debo", comenzaba Gemma. Y proseguía: "Cuando empecé el Hablar por Hablar, allá por el año 90, yo era muy joven y no saben lo difícil que me resultaba escuchar a los oyentes sin implicarme en cada historia, sin echarme a llorar. Pero lo conseguí, conseguí poner una distancia que me ayudara a sobrellevar las madrugadas. Hoy soy yo la que tengo que contarles algo personal, pero hoy no voy a poner ninguna distancia entre ustedes y yo. Después de muchos años trabajando en esta empresa hoy dejo la cadena SER. No por decisión mía, eso ya lo saben, sino por decisión de quienes dirigen la emisora que son quienes saben gestionar el medio y quienes entienden de radio". El actual director general de la cadena y de Prisa Radio en España es Vicente Jiménez, que asumió el cargo en el 2015. 

Según explicaba Fernando Cano aquí, la sucesión de Gemma Nierga mantuvo en tensión al interior del equipo directivo de la cadena. La principal carta para sustituirle fue Javier del Pino, director y presentador de A Vivir, el programa estrella del fin de semana. Del Pino ya fue tentado por la Ser hace diez años para sustituir a Iñaki Gabilondo antes de que Carles Francino fuese finalmente el elegido, pero declinó aceptar la oferta por su situación familiar de ese momento. La Ser volvió a ofrecer a Del Pino Hoy por Hoy, aunque en esta oportunidad solo el segundo tramo del programa. La respuesta fue nuevamente la misma, aunque esta vez los motivos fueron diferentes: Del Pino rechazó la oferta porque él esperaba presentar la totalidad del programa y no solo la franja con menos oyentes y e inferior exposición mediática. Antonio Hernández-Rodicio, director de Cadena Ser, tenía una segunda carta sobre la mesa y pensó en Macarena Berlín. 

Gemma Nierga junto a quienes formaban su equipo en la SER Catalunya.

A pesar de despedirse, Nierga no ha despejado la incógnita de dónde ha estado en estas tres semanas, que por qué ha estado ausente y si es cierto que estaba convaleciente. "Las últimas semanas desde que me anunciaron que mi tiempo en la SER había terminado han sido muy intensas. Pero déjenme decirles que he encontrado tantas sonrisas cómplices por el camino, tantos abrazos, tantos mensajes de amigos que me han ayudado a superar el mal momento...", explicaba en su carta, pasando por encima de las razones por las que no ha aparecido hasta hoy.

La periodista catalana también ha querido recordar una anécdota de su paso por la SER: "Hace años, en la época de Hablar por Hablar, recuerdo que un día dije en antena que 'Sentando en el muelle de la bahía' no era una buena canción y al cabo de unos días un taxista de Madrid, nada más empezar la carrera, me dijo que nunca más escucharía un programa mío porque había herido sus sentimientos al criticar el tema de Otis Redding. Y al llegar a destino paró el taxímetro y mantuvimos una larga conversación sobre música que a mí me sirvió para cambiar mi opinión acerca de esta canción. Así ha sido nuestra relación de tantos años. Aprendiendo unos de otros". Nierga ha hecho sonar la canción en antena como símbolo de su paso profesional por la radio.

Tras leer la carta, Gemma estaba decidida a irse cuando su compañero y amigo Juan Carlos Ortega, que siempre decía sobre ella que "tenía un sol en la garganta", le ha dicho que la cosa no acababa ahí. Ella estaba visiblemente incómoda pero él ha insistido en que tenía una llamada: "Te ha quedado superbien, tierno, precioso, debería ser ese el final pero...", decía Ortega. "No, no, es el final. No, no, yo me marcho, ¿eh, Juan Carlos?", contestaba ella. Él ha vuelto a insistir y ella ha deslizado un: "Ya dije: 'Yo hago mi discurso...'".

"Una jefa ejemplar"

En apenas unos minutos, la ya expresentadora se ha convertido en Trending Topic. Pero algunos ya le habían dedicado previamente mensajes a Nierga, como el de Mikel Iturriaga, que fue su colaborador, el 27 de junio de 2017: "Gemma Nierga ha sido una jefa ejemplar. Ni un mal gesto, ni una palabra más alta que la otra, ni un sólo puteo personal o profesional, sino amabilidad, receptividad y generosidad. Se sabe cómo es alguien en un curro mirando cómo trata a los de abajo, no a los de arriba. Nunca vi a Gemma tratar mal a ningún subordinado. Por no hablar de lo que he aprendido de radio con ella, que es DIOSA cuando se pone delante de un micro".

Ella ha querido recordar al que fue su colaborador y amigo Carles Capdevila, recientemente fallecido tras padecer cáncer: "Carles Capdevilla solía decir: 'En tiempos difíciles la actitud marca la diferencia'. Bueno, pues dedicado a Carles mi actitud en este momento es de enorme agradecimiento a todos ustedes, a mi gran equipo, a los colaboradores, a los compañeros de la radio... He sido muy feliz todos estos años frente al micrófono y lo seguiré siendo, no lo duden allá donde vaya porque esto de ser feliz es una cuestión de orden personal [...] La aventura continúa".